Desalojo de familias que vivían en terreno inestable de Soacha
Alcaldía de Soacha
23 Nov 2020 12:26 PM

Cientos de familias desalojadas de zona en riesgo de deslizamiento, en Soacha

La Alcaldía afirmó que la mayoría de personas son migrantes.
Daniel Arias
Daniel
Arias Bonfante
@AriasBonfante

Un operativo de desalojo se desarrolló a primeras horas de este lunes en un terreno ocupado ilegalmente, y en riesgo de deslizamiento, por al menos 500 familias en la comuna cuatro del municipio de Soacha (Cundinamarca).

Este operativos presentó por algunos momentos tensión entre las autoridades y los ciudadanos.

Lea además:  [Video] Ciudadanos defendieron a paperos que vendían en la calle

Según informó la Alcaldía, se agotaron distintas vías de diálogo por lo que las autoridades iniciaron el proceso en el que después participaron los ciudadanos que se rehusaban a dejar el lugar que podría tener eventos de remoción en masa por la temporada invernal. 

Trascendió que la gran mayoría de personas que estaban allí son de origen extranjero, por lo que Migración Colombia acompañó el operativo en donde también se desmontaron las viviendas que fueron armadas por las personas que, según autoridades, son víctimas de ‘tierreros’. 

Esto quiere decir que inescrupulosos venden terrenos inestables y ajenos de forma irregular a personas que en su buena fe realizan transacciones económicas por los lotes y posteriormente tienen problemas de tierra y de legalidad de la misma. 

“Por solicitud de la Unidad de Gestión del Riesgo, es deber de la Administración Municipal salvaguardar la vida de la gente, ante un inminente deslizamiento e impedir que se prolongue la invasión", dijo el secretario de Gobierno de Soacha, Danny Caicedo.

Le puede interesar: Los cambios que tendrán las rutas de Transmilenio de los domingos y festivos

“Engañados por los urbanizadores ilegales, los invasores incurrieron en un delito al violar la Ley 599 de 2000, del Código Penal Colombiano, en su Artículo 263, donde establece que si un tercero invade un terreno o una edificación incurriría en una pena de cuatro a ocho años de prisión para el promotor”, aclaró la Administración Municipal. 

Gran parte de los ciudadanos estaban en precarias casas prefabricadas y cambuches levantados por ellos mismos, en donde pasaban las noches a pesar del fuerte invierno que vive el país y en este caso, la región central.