1 Oct 2015 02:49 PM

Buscan sancionar legalmente a 'colados' de Transmilenio con Código de Contravenciones

Con el fin de multar y dictar penas a las conductas delictivas en Transmilenio fue radicado en la Cámara de Representantes un proyecto de ley que crea el código de contravenciones. 
El representante del Centro Democrático Edward Rodríguez aseguró que el Código de contravenciones establece el concepto de “penas efectivas”, dando prioridad al resarcimiento y la indemnización a las víctimas de los delitos de menor cuantía, que se han convertido en un verdadero azote de la sociedad y siguen disparados en las grandes ciudades  y pequeñas capitales. 
 
Es así, como una de las novedades del Código es que se adopta como contravención el “colarse” a los sistemas masivos de transporte, actividad que viene afectando la seguridad ciudadana y generando cuantiosas pérdidas a las empresas prestadoras del servicio público, por lo que en el proyecto se hace énfasis en la importancia de la pedagogía y la cultura ciudadana para el contraventor. 
 
El Código consta de 76 artículos en los que se establece la finalidad de las sanciones para quienes sean hallados realizando conductas consideradas como contravenciones, y crea un proceso en el cual las víctimas tendrán la facultad de acusar, a través de abogados o estudiantes de consultorio jurídico, ante los jueces de control de garantías con funciones contravencionales en procesos cortos.
 
“De aprobarse esta iniciativa, las víctimas podrán contar con procedimientos más agiles en busca del verdadero acceso a la justicia y quienes cometan contravenciones tendrán sanciones que incluirán una pedagogía sobre su comportamiento en aras a que no vuelva a repetirse. En caso de que estos reincidan se les aplicará todo el peso de la ley penal, puntualizó Rodríguez. 
 
Las penas principales serán multas que irán de 1 a 6 salarios mínimos mensuales y arrestos efectivos hasta por 36 horas. 
 
Asimismo, los adolescentes entre 14 y 18 años responderán por las conductas delictivas y no podrán seguir esquivando la justicia.