Jodie Carnall, modelo de Snapchat
Jodie Carnall logra miles de dólares al mes con su negocio en Snapchat.
Instagram de Jodie Carnall
29 Nov 2018 08:52 AM

¿Qué tanto gana o pierde una mujer que vende fotos y videos eróticos en Snapchat? 

Este nuevo modelo de negocio puede ser atractivo para quienes buscan dinero rápido, pero también afecta la estabilidad a nivel personal.
Cristian
Cristian
Serrano

Jodie Carnall, modelo británica cuya principal actividad económica es vender fotografías o videos eróticos a usuarios de Snapchat ofreció una entrevista a la BBC de Londres, en donde dejó en evidencia lo lucrativo que puede ser su negocio y a su vez expuso los sacrificios que implica ganar dinero por esta vía. 

Carnall, quien se considera una "chica Snapchat Premium", asegura que su trabajo es un negocio como cualquier otro y por lo tanto requiere una organización, disciplina y estrategia para poder destacarse entre otras mujeres que ofrecen un servicio similar al suyo.

Lea también: WhatsApp y el truco para conocer la ubicación de un contacto

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Jodie Carnall (@jodiecarnall) el 15 Oct, 2018 a las 2:15 PDT

 

La modelo inició su negocio en 2016, en ese momento logró reunir cerca de 40 suscripciones, actualmente es más cauta con los perfiles en redes sociales que le contactan, pues antes de aceptarlos debe investigarlos para poder determinar si son usuarios reales. Según su relato para la BBC, Facebook, Twitter e Instagram son sus principales herramientas para promocionar su servicio, el cual es presentado con el hashtag #SnapchatPremium

La mujer, de 26 años, convirtió la red social que puso de moda las publicaciones que desaparecen después de un tiempo y los filtros animados, en una plataforma para enviar contenido erótico a los usuarios, a cambio de una suscripción mensual que oscila entre 25 y 250 dólares.

Consulte también: Nació el bebé de Ricardo Quevedo y Liss Pereira

Jodie Carnall explica que gracias los suscriptores, quienes reciben una serie de videos y fotografías sexualmente explícitos, ella logra reunir una suma cercana a los 5 mil dólares (16 millones de pesos aproximadamente) por mes. 

No obstante, Jodie Carnall  explicó que los buenos ingresos que produce también van acompañados de varias consecuencias que afectan su vida personal y la forma como se relaciona con otras personas. Carnall destacó que frecuentemente tiene que aclarar que ella no es una escort y que su negocio no es la prostitución

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Jodie Carnall (@jodiecarnall) el 4 Oct, 2018 a las 4:17 PDT

 

"Lo que hago es similar a un cantante que organiza un concierto, o al artistas que vende sus propios cuadros. Yo vendo fotos y videos de mí", explicó la joven en su relato para la BBC.

La modelo señala que frecuentemente recibe múltiples ataques en redes sociales, en donde los usuarios le dicen prostituta, lanzan comentarios sexuales con un tono ofensivo y a veces recibe propuestas que lastiman su dignidad.

Consulte también: ¿Daniela Ospina salvó del suicidio a un seguidor en Instagram?

Jodie reconoce que esta situación tiene a afectar su ánimo, pues todo el día recibe una serie de mensajes llenos de insultos o una serie de proposiciones repulsivas que le hieren. 

"Cuando la única atención que recibes como mujer son comentarios sexuales pidiendo que muestres tus pechos o te pongas en ropa interior, te puedes sentir muy mal, a veces me hacen llorar. Es muy triste", comentó la joven.

Por otra parte, Carnall reconoce que el precio de sus enormes ingresos implica sumirse en una enorme soledad, pues los hombres no tienen interés en sostener una relación amorosa seria con ella. Según la mujer, cuando ella habla sobre su trabajo sus posibles pretendientes ya no desean tener citas con ella.

Sin embargo, Jodie Carnall no tiene reparos en reconocer que cuando llega el dinero su ambición se antepone a la tristeza y el dolor que le produce los ataques que recibe. De hecho Carnall ha confesado que este empleo ha sido un escape a una la "vida miserable que llevaba en su trabajo de oficina".

La "chica Snapchat Premium" asegura que ya no debe luchar con las cuentas y debido a que ella se cuida de no vender su contenido a menores de 18 años, ella no está violando la ley. 

Finalmente, Carnall destaca que nunca ha tenido contacto físico con sus clientes y que a pesar de que le han realizado miles de dólares como pago por un encuentro, ella siempre rechaza estas propuestas.