Mini Cheetah
El primer robot acróbata de cuatro patas
Captura de video
12 Mar 2019 11:57 AM

Mini Cheetah, el primer robot acróbata

En cuatro patas, este dispositivo busca conquistar los escenarios científicos.
Laura María Sánchez Pico
Laura María
Sánchez Pico
@LauramSanchezp

Mini Cheetah es considerado el primer robot de cuatro patas, capaz de hacer movimientos acróbatas. Con más de nueve kilogramos de peso, el nuevo juguete de la ciencia busca conquistar la próxima Conferencia Internacional sobre Robótica y Automatización. 

El Instituto de Tecnología de Massachussets- MIT, creador de la máquina Mini Cheetah, ha comparado a su pequeño robot con un campeón de gimnasia o un luchador de Kung-fu, pues sus habilidades en saltos, estiramiento de extremidades, volteretas de 360º y su velocidad de trote lo hacen el robot ‘indestructible’ del momento.  

Sus desarrolladores aseguran que el Mini Cheetah es casi un lego porque en caso de ser necesaria una reparación en una extremidad o un motor, el mini guepardo está diseñado como un instrumento de piezas independientes e intercambiables, que le permite continuar operando.  

"Un gran motivo para construir Mini Cheetah, es la facilidad con la que podemos experimentar y probar cosas locas", asegura Katz, diseñador del guepardo robótico. 

Lea más: ¿Le tememos a la evolución de la Inteligencia Artificial?

La ciencia compite a diario con el diseño, procesador, capacidad y funcionalidad de los nuevos modelos de robots que les permiten a los ingenieros diseñar algoritmos y maniobras de última calidad.  

"Espero que pronto podamos celebrar una carrera de obstáculos donde cada equipo controle su mini robot con diferentes algoritmos, así podremos comparar qué estrategia es más efectiva", indicó Katz .

Mini Cheetah es más que una versión en miniatura de su procesador, pues sus características lo han convertido en el nuevo juguete más interactivo, inteligente y portable de la era.  

Lea también: ¿Cómo funciona el nuevo sistema de inteligencia artificial de la Fiscalía?

Actualmente los investigadores están construyendo diez máquinas más de cuatro patas, para prestar a otros laboratorios de robótica en busca de crear un equipo de ingenieros que pueda inventar nuevas aplicaciones, intercambiar conocimiento e incluso competir con nuevas ideas. 

Por el momento el equipo continuará desarrollando otras maniobras de mayor impacto, como la creación de un controlador que permitirá recoger el robot, lanzarlo y que al caer simplemente aterrice donde se desee. 

Fuente
Sistema Integrado Digital