Hacker-Ingimage-LAFm.jpg
Ingimage (Referencia).
12 Oct 2017 04:14 PM

Las cuatro amenazas cibernéticas más comunes en Colombia

En el mundo se hacen 20.000 ataques diarios y en los últimos tres años solo éste delito informático ha dejado daños aproximados de $2.300 millones de dólares.
La
Fm

Los ataques cibernéticos han aumentado y las modalidades también; LA FM le entrega este top 4 de las amenazas más comunes en el país, que en varios casos ha generado pérdidas financieras y familiares.

En primer lugar se encuentra la contaminación de búsquedas en Google, esto quiere decir el pago de campañas publicitarias en nombre de bancos que llevan a sitios falsos.

En este caso se debe tener certeza de la página a la que se ingresa y es sencillo, por ejemplo en Google Chrome se puede conocer si una página es segura o no.

"Portales que no tengan candado de seguridad y al lado https van a salir a partir de octubre como inseguros. Muchos portales en Colombia, 2 de cada 6, no tienen una credencial de seguridad", afirmó David Kummers, especialista en seguridad en redes de Certicámara S.A.

La segunda amenaza son las aplicaciones peligrosas que usualmente aparecen en Android, uno de los sistemas operativos más vulnerables del mundo.

En el tercer lugar se encuentran los perfiles falsos en las redes sociales, en este caso por ser tan común, los colombianos afirmaron que definitivamente las redes son inseguras por no conocer qué o quién está detrás del usuario.

Finalmente, en la posición número 4 está la falsificación de correos corporativos que en su mayoría, supuestamente, vienen de la DIAN para pagar un impuesto, o de la Fiscalía para una citación.

Este último es el más importante del top de las amenazas pues al dar clic en el archivo adjunto o una URL, se abre la puerta al hacker para que conozca todos los datos de la víctima y hasta los secuestre para después pedirle dinero.

"Un rescate puede ser pagar en bitcoins, muchas empresas han pagado desde 6 hasta 60 millones de pesos, hay empresas que reportan, otras prefieren no hacerlo por miedo a que se pierda la confianza en la marca", explicó Kummers.