SARS COV2
AFP
3 Jun 2020 04:03 PM

¿Qué hace el coronavirus en el interior del cuerpo humano?

La doctora Alejandra Cañas cuenta el paso a paso, en su experiencia con contagiados.
Vanesa Peralta
Vanesa
Peralta

Los coronavirus son una gran familia de virus comunes en las personas y en diferentes especies de animales, entre ellos, los murciélagos.

En raras ocasiones, los coronavirus animales pueden infectar a las personas y luego propagarse entre las personas, como con MERS-CoV, SARS-CoV, y ahora el SARS-CoV-2, que causa la COVID19.

La incubación

Este período hace referencia al tiempo entre el momento en que la persona contrae el virus y cuando comienzan los síntomas.

Según Alejandra Cañas Arboleda, médica internista neumóloga y directora del departamento de Medicina Interna del Hospital Universitario San Ignacio y docente de la Universidad Javeriana, “el SARS-CoV-2 es un virus que ingresa al organismo a través de la nariz y de la boca, por medio de partículas respiratorias y de lo que inhalamos en el aire”.

El virus se aloja en las células respiratorias “y se replica produciendo una cascada inflamatoria y daño en este órgano vital para el cuerpo humano”, agregó la doctora.

¿Qué sucede cuando el coronavirus ya está alojado en el cuerpo?

El período de incubación del nuevo coronavirus se desarrolla hasta el cuarto día, donde la mayoría de personas no registran síntomas, o incluso, se podría confundir con un resfriado.

La garganta es el lugar donde a menudo comienzan los síntomas, que según Cañas Arboleda se reflejan en dolor, tos seca, cansancio, falta de apetito, alteraciones en el olfato, alteraciones en el gusto por los alimentos y en algún grupo de pacientes se presenta diarrea y síntomas digestivos.

Le puede interesar: Probarán vacuna contra el coronavirus, desarrollada por la U. de Oxford, en Brasil

¿Qué pasa después del quinto día?

El virus se propaga por las vías respiratorias a los pulmones, lo que ocasiona la dificultad para respirar.

Cuando las membranas de los pulmones se inflaman, es más difícil que funcionen correctamente. “En la mayoría de los casos, la persona monta una línea de defensa, pero se calcula que cerca del 20 % sí va a presentar síntomas, que inician aproximadamente hacia el día quinto de haber sucedido la infección” y a los que se le debe hacer un mayor seguimiento, según la doctora de la Universidad Javeriana.

El decisivo día siete

Para este tiempo, quienes presentan mayor dificultad para respirar son internados en hospitales, ya que sus problemas tiene a complicarse.

Día ocho

Dificultad respiratoria aguda: Si los pulmones no están funcionando correctamente, es muy probable que el paciente tenga neumonía severa.

Al respecto, la doctora Cañas aseguró que “los pacientes con complicaciones son cerca del 20 %, con ellos, los síntomas evolucionan presentando mucha dificultad para respirar, falta de aire y persistencia con la fiebre. En este punto, el paciente ya requiere hospitalización en salas generales”.

Sin embargo, la galena manifestó que de este porcentaje (20 %), “cerca del 10 % va a requerir ingresar a cuidados intensivos porque requieren asistencia con un respirador mecánico y en general, todo el soporte medico asistencial por la gravedad de la enfermedad que ataca otros órganos como el corazón, los riñones o el sistema nervioso central, entonces no es una infección exclusiva del sistema respiratorio”.

En los casos más graves, la COVID-19 puede provocar insuficiencia orgánica y la muerte.

Lea también: Bélgica se alista para reabrir hoteles, bares y gimnasios

Día diez

Usualmente, los síntomas graves aparecen en el día 10 y el día 14, pero también varían de acuerdo a la condición previa del paciente.

La directora del departamento de Medicina Interna del Hospital Universitario San Ignacio en Bogotá, aseguró que “hay unos factores de riesgo que inciden en que la infección sea más grave, como por ejemplo, sufrir de presión alta, ser diabéticos, ser mayor de 65 años, ser obeso. Pero también puede presentarse una infección severa en pacientes jóvenes o en pacientes sin ninguna enfermedad”.

Día 14

En la mayoría de los casos, la persona puede respirar mejor. El tiempo estimado de recuperación es de dos semanas para casos leves y entre tres y seis semanas para casos más graves.

La doctora Cañas recordó que “es importante consultar las líneas de atención del Ministerio de Salud o de su EPS, por fortuna la mayoría de estos síntomas son muy leves y con medidas generales como hidratación y manejando de la fiebre, estos síntomas pasan y no dejan ningún tipo de secuelas”.

Días siguientes

La médica internista, aseguró que la mayoría de pacientes están recuperados hacia el día 28 o 30 de la infección, “aunque hay pacientes que se demoran un poco más en que las pruebas de confirmación de recuperación den negativas”.

Por su parte, un paciente con enfermedad grave o crítica tarda hasta seis semanas en recuperarse o más.

La doctora Cañas, asegura que de momento no hay evidencia científica comprobada que diga que hay reinfección por el Sars Cov 2. “Lo que se ha demostrado es que hay pacientes que se demoran más en negativizar el virus, pero no una reincidencia”.

En cuanto al daño a largo plazo, tanto en los pulmones como en otros órganos, William Schaffner, profesor de Medicina Preventiva y Enfermedades Infecciosas del Centro Médico de la Universidad Vanderbilt, en Estados Unidos, le dijo a la BBC que la gran mayoría se recupera completamente.

Aunque también "hay algunos reportes de pacientes que, como consecuencia de la inflamación, pueden tener algunas cicatrices en los pulmones y una función pulmonar más reducida".

Fuente
Sistema Integrado Digital