ALVAROURIBEVELEZRIONEGROAFPLAFM1.jpg
21 Nov 2017 06:16 AM

¿Se queda Uribe sin el voto cristiano?

La Misión Carismática Internacional de la pastora Claudia Rodríguez de Castellanos está en ‘rebelión’ con el Centro Democrático.
La
Fm

El 2 de octubre de 2016, el día que se votó el plebiscito por la paz, se comprobó que los cristianos se convirtieron en los nuevos líderes sociales y políticos del país. La campaña que se desarrolló en las iglesias surtió efecto.

La ‘cruzada’ en contra de la ideología de género -incluida en el Acuerdo de Paz- llevó a la victoria del NO y se evidenció cuál era la nueva realidad del país frente a la contundente fuerza electoral que tienen los cristianos.

Al respecto, es bien conocida, la relación que por años sostuvo el senador Álvaro Uribe Vélez con la familia Castellanos, los pastores y líderes de la Misión Carismática Internacional, una de las iglesias más grandes del país.

Tan cercana y fuerte llegó a ser esa relación que Uribe en su gobierno envió a Claudia Rodríguez de Castellanos a uno de los cuerpos diplomáticas más importantes. En 2004, aún en su primer gobierno, la designó como embajadora de Colombia en Brasil.

Ya en 2014, tras la fractura del expresidente con el gobierno de Juan Manuel Santos, en la creación del Centro Democrático estuvieron los Castellanos. Fue entonces cuando surgió Orlando Castañeda Serrano como el alfil de la MCI en la lista uribista al Senado.

Todo pintaba bien en esa relación pero luego de que fueran descartados Óscar Iván Zuluaga y Luis Alfredo Ramos como candidatos presidenciales del Centro Democrático, los cristianos quisieron estar en el reacomodo y abrirse mayor espacio en el partido.

Los Castellanos pidieron aumentar su participación en la lista del Centro Democrático al Senado y la Cámara de Representantes y se armó la “hecatombe” en el uribismo. Los demás caciques electorales se rehusaron a dicha posibilidad y fue rotundamente descartada esa intención.

Ante la negativa, la propia Claudia Rodríguez de Castellanos envió la carta directamente al expresidente Uribe para anunciarle su despedida.

Han sido años muy importantes en pro de Colombia, sin embargo, es el momento de dar un paso al costado, retirarnos de Centro Democrático y continuar sirviendo a nuestra Nación; usted conoce los motivos de esta decisión, razón por la que no se expone”.

Luego de ser oficial el adiós de los Castellanos se empezó a rumorar la posibilidad de que estén golpeando las puertas de Germán Vargas Lleras para sumarse en 2018 a la lista de Cambio Radical. Y aunque no hay nada oficial los cotilleos aumentan con el paso de las horas.

Lo cierto es que hoy el Centro Democrático se quedó sin un importante caudal electoral por cuenta de la partida de los integrantes de la Misión Carismática Internacional.