Germán Vargas Lleras, exvicepresidente de la República
Germán Vargas Lleras, exvicepresidente de la República
Colprensa
10 Jun 2019 11:17 AM

Se hundió la reforma a la Justicia de Vargas Lleras en el Congreso

El acto legislativo solo alcanzó a dar uno de los cuatro debates reglamentarios.
Daniel Jerez
Daniel
Jerez
@DanielJerezP

El nuevo intento que hicieron algunos partidos y el Gobierno Nacional de tramitar una reforma a la Justicia en el Congreso de la República, volvió a fracasar.

La iniciativa promovida por el exvicepresidente Germán Vargas Lleras, por su partido Cambio Radical y respaldada por el Ministerio de Justicia, se hundió por falta de tiempo para ser tramitada.

Lea también: Ángela Garzón insta a que ciudadanos en Bogotá no paguen aún la valorización

El acto legislativo solo alcanzó a dar uno de los cuatro debates reglamentarios que debió surtir antes del 20 de junio, fecha en la que termina este periodo de sesiones ordinarias, y estuvo engavetada varias semanas en la plenaria del Senado

Germán Varón Cotrino, congresista y ponente del proyecto, dijo que no descartan volver a presentar la reforma después del 20 de julio, ya que según él, tiene buen ambiente entre las bancadas.

“Desafortunadamente no tuvo el tiempo suficiente para salir adelante, se agotaron los términos y será una posibilidad volverla a presentar en el segundo semestre”, señaló Varón.

“Los puntos más importantes son el precedente judicial, la desjudicialización de funciones, juzgados transitorios, otorgamiento de funciones a autoridades administrativas en lo que tiene que ver con sucesiones, separación de bienes, entre otros, para poder descongestionar la justicia”, indicó.

Le puede interesar: Nuevo intento en el Congreso para prohibir la dosis mínima

El Gobierno Nacional, a través de la nueva ministra de Justicia, Margarita Cabello, está preparando un nuevo proyecto de reforma constitucional que ya comenzó a ser socializado con los partidos políticos.

Fuentes indican que el borrador de proyecto que tiene la ministra Cabello ha generado buenos comentarios no solo entre los jefes de las colectividades y los congresistas, sino también entre los magistrados de las altas cortes.