21 Jul 2016 06:33 PM

Renunció la directora financiera del Senado

Magdalena Morera fue reintegrada a la dirección financiera después de ser suspendida del cargo por estar involucrada en el escándalo de un vehículo que transportaba una millonaria suma de dinero.
La mesa directiva del Senado llegó pisando fuerte en su primer día de labores al Congreso de la República.
 
Uno de los primeros anuncios que se hizo por parte de los senadores que la integran fue el de solicitar la renuncia protocolaria a los seis directores de la sección administrativa, incluida la de Magdalena Morera, quien dirigía la sección financiera y se vio recientemente involucrada en el escándalo del carro del Senado que transportaba una millonaria suma de dinero.
 
Precisamente, al conocer la decisión de la mesa directiva, Morera presentó su renuncia protocolaria para que tomen la decisión sobre la su continuidad en el cargo, que asumió de nuevo hace pocos días después de una suspensión de tres meses por el escándalo.
 
Mauricio Lizcano, presidente del Congreso, señaló que lo relacionado con esas investigaciones están en manos de la Procuraduría y que espera pronto una respuesta. “Les hemos pedido la renuncia protocolaria porque la idea nuestra es estudiar con mucho juicio el caso de la doctora Morera y de acuerdo a eso tomaremos decisiones lo más pronto posible”.
 
Y es que en medio de todos los escándalos que se han presentado por carros del Senado que supuestamente habían sido rematados, aún hay 20 que no se sabe en dónde están. “Frente al tema de los carros yo le he dado instrucciones a la directora administrativa para que en 15 días nos entregue un informe claro de dónde están 20 carros que faltan por aparecer”, sostuvo.
 
Magdalena Morera, directora de la sección financiera del Senado, fue suspendida y separada de su cargo por tres meses el pasado 6 de abril, mientras el ministerio público adelantaba las indagaciones pertinentes. La razón que adoptó el Senado en ese entonces se debió a que ella es la madre de Luis Javier Rojas, quien fue detenido con más de 600 millones de pesos en efectivo y que eran transportados en un carro del Congreso.
 
La Fiscalía le devolvió el carro involucrado en el escándalo al Senado porque figura como dueño del mismo y la funcionaria, Magdalena Morera, regresó el 7 de julio a su cargo porque no hay procesos en firme en su contra y el Congreso no puede despedirla si no hay comprobación de los hechos. Por ahora las investigaciones no han arrojado resultado alguno y la mesa directiva del Senado evaluará si la funcionaria continúa en el cargo o no.
 
Mauricio Lizcano: pedimos algunas renuncias protocolarias y aceptamos la de Magdalena Morera
 
 
Fuente
Sistema Integrado Digital