El general Óscar Naranjo en LA FM
El general Óscar Naranjo en LA FM
Foto de LA FM
3 Ago 2018 07:18 AM

Óscar Naranjo: hacer democracia digital debe estar en el ADN de los gobiernos

Su vicepresidencia, el servicio público, los acuerdos de paz, el ELN y otros temas más rodearon esta entrevista en LA FM.
Steven
Stiven
López
@StivenMorrison

En una extensa entrevista en exclusiva para LA FM, el vicepresidente de la República, general en retiro Óscar Adolfo Naranjo Trujillo, dio su panorama de país en diferentes niveles ahora que deja el cargo, antes de la entrada del nuevo gobierno en cabeza de Iván Duque.

El general Naranjo, de 61 años y al servicio de los colombianos en los últimos 42 (36 en la Policía Nacional y los últimos 16 meses en la Vicepresidencia), manifestó, precisamente, nunca llegar a pensar en estar en el cargo, algo por lo que agradeció a los colombianos y al presidente Juan Manuel Santos.

"Tengo que decir que si bien no pensé en esa posibilidad, al final de mi vida pública siento que es una realización plena; he sido absolutamente feliz al servicio de los colombianos, sé que a veces hay impaciencia o frustración porque este es un trabajo ingrato", manifestó.

El general Naranjo, además, manifestó su adoración a la Policía Nacional, y el descubrimiento de que "a uno le pagan por pensar" cuando decidió tomarse un año sabático y realizó algunas conferencias, y su presencia en los diálogos de paz con las Farc en La Habana, Cuba.

Justamente, expresó que, ahora que se retira del servicio, no estará en sus planes ingresar al campo político. "Pido que me creen: no estaré pasando por procesos electorales, no estoy hecho para la política electoral, el mundo de los partidos, de las elecciones, es un mundo que me es esquivo, no participaré", aseguró.

Los diálogos con el ELN

Ahora que deja el Gobierno, no dudó en manifestar que hubiera querido que se llegara a una conclusión respecto a los diálogos de paz con el ELN. Una declaración que se da luego de que esa guerrilla y los negociadores del Gobierno no llegaran a un acuerdo sobre el punto del cese el fuego bilateral.

"Me faltó haber llegado a un acuerdo con un grupo como el ELN para tener un horizonte de paz total (...) valoro el gran fin que fue terminar el conflicto con las Farc -pero- me decía a mí mismo: 'cómo es posible que el ELN no se haya montado a este tren', este era el momento de dejar al país sin conflicto armado, sin grupos insurgentes (...) el Gobierno hasta el último minuto dio su mejor esfuerzo para alcanzar un acuerdo, pero es una frustración", manifestó.

El acuerdo con las Farc

Pese a la ola de críticas desde diferentes sectores, en especial en materia de justicia, el general Naranjo manifestó que, desde el exterior, ven el proceso de paz colombiano como uno muy sólido.

"Estuve en Naciones Unidas; cuando uno mira el proceso colombiano desde la distancia ve que es un proceso sólido. Se demoró mucho, pero gracias a ese tiempo hubo maduración, es un proceso que introdujo innovación en la resolución de conflictos; el mundo valora que haya una Jurisdicción Especial para la Paz con verdad, justicia, reparación y compromiso de no repetición", contó.

Y aseguró que hoy, en los territorios donde la guerra ha tocado de manera más compleja a sus habitantes, en lo último que se piensa es en el regreso de este flagelo.

"Este no es un acuerdo limitado al desarme y la reincorporación, es un acuerdo para la transformación. Constata una realidad: no hay un solo colombiano, de ningún partido político, que esté invocando el regreso a la guerra. Creo que el nuevo gobierno lee e interpreta la construcción de la paz", manifestó.

En este punto, dijo que hay que dejar que el acuerdo de paz funcione, pues "el error es que no se permita que la JEP opere. Sé que hay ansiedad, expectativa y un sentimiento negativo, pero venimos de menos a más, la situación es distinta".

Y no dudó en hacer auto crítica: "creo que los meses de negociación fueron demasiados, cuando llegamos a la firma fue en la antesala de un proceso político electoral que de alguna manera dificultó la implementación".

Pero, sin embargo, manifestó que no se arrepiente del resultado: "cuando leo el acuerdo no hay nada de lo que me arrepienta. Cuando hablamos con las víctimas, no quieren ver a los condenados pudriéndose en las cárceles, quieren verdad, reparación y una dosis de justicia (...) es mejor un acuerdo imperfecto que una guerra perfecta".

El llamado al nuevo gobierno

Sobre el acuerdo, el vicepresidente Naranjo fue enfático al decir que "hay que entender" que tras más de 50 años en la guerra, "las heridas son profundas", pero que el gobierno Duque debe "crear un clima de reconciliación, que se funda en la posibilidad de la verdad y la reparación".

De otra parte, y sin pretender dar una especie de recomendación al nuevo presidente de los colombianos, hizo una serie de llamados al nuevo gobierno, dejando claro que tiene "mucho respeto por el señor presidente electo".

"La humanidad está en una transición en el campo de la política, si no se lee bien para conectarla con ese fenómeno, va a haber indignación (...) hacer democracia digital debe estar en el ADN de los gobiernos (...) cualquier gabinete, cualquier equipo de gobierno de alto nivel, debe tener una capacidad enorme de diálogo social, disposición permanente para estar en los territorios, estar dialogando y escuchando a la ciudadanía. Esa es la puerta para solucionar los problemas", detalló sobre su pensar.

Puede escuchar la entrevista completa para LA FM:

Óscar Naranjo: pido que me creen, no estaré en procesos electorales

Fuente
LA FM