Pocos avances se han dado en la intención de poner en marcha los proyectos anticorrupción.
Pocos avances se han dado en la intención de poner en marcha los proyectos anticorrupción.
Inaldo Pérez - Sistema Integrado Digital
26 Sep 2018 11:08 AM

Orangután en reforma uribista: solo podrá ser capturado un senador con permiso del Congreso

El mico daría un fuero adicional a los senadores y representantes.
Germán
Germán
Espejo
@gerespejo

El martes en el Capitolio Nacional mucho se habló de la propuesta de la senadora Paloma Valencia Laserna frente a su firme intención de poner en marcha una reforma a la justicia que establezca un completo revolcón en el Estado

Varias propuestas surgieron para acercar la justicia al ciudadano y fueron vistas como la salida a los problemas que diariamente deben afrontar los colombianos. Sin embargo, otras se limitan a tratar temas concernientes sólo con las altas esferas del Estado

(Lea: Uribismo radica polémica reforma para eliminar las altas cortes)

Así parece suceder con un orangután incluido en el proyecto de reforma a la justicia que se limita a brindar una ‘coraza’ judicial especial a los senadores y representantes que eventualmente puedan ser procesados por la Corte Suprema de Justicia.  

De acuerdo al artículo diez de la iniciativa, a la luz de la Constitución sólo podría ser capturado un congresista con el aval del Senado o la Cámara de Representantes

De hecho, el legislador que sea sorprendido cometiendo algún flagrante delito, según el texto, deberán ser capturado y puesto a disposición del Congreso. 

ARTÍCULO  10. – El artículo 186 de la Constitución quedará así: 

ARTICULO 186. Ningún miembro del Congreso podrá ser aprehendido ni llamado a juicio sin permiso de la Cámara a que pertenezca, durante el período constitucional. En caso de flagrante delito deberán ser aprehendidos y puestos inmediatamente a disposición de la misma corporación. 

Ningún miembro del Tribunal Supremo Constitucional podrá ser aprehendido ni llamado a juicio sin permiso de la Comisiones Primeras Conjuntas del Senado y la Cámara de Representantes.  

Esta polémica iniciativa se suma a la propuesta de establecer una ‘Súper-Corte’ donde se unifiquen las Altas Cortes. A esa idea ya el gobierno, a través de la ministra de Justicia, Gloria María Borrero, se negó al argumentar que no es conveniente.