El jefe negociador del ELN, Pablo Beltrán
El jefe negociador del ELN, Pablo Beltrán
Colprensa
30 Mayo 2018 12:44 PM

ELN dice que si Iván Duque gana, espera seguir negociando con su gobierno

El jefe del equipo negociador del ELN, Pablo Beltrán, admitió que peligra la continuidad del proceso.
Germán
Germán
Espejo
@gerespejo

Con el Centro Democrático como favorito para ganar la presidencia y sus objeciones a los acuerdos de paz, la guerrilla del ELN ve obstáculos en la continuidad del diálogo.

Desde La Habana, donde se realiza el quinto ciclo de conversaciones, el jefe negociador del ELN, Pablo Beltrán, reflexiona sobre el futuro de las pláticas si Iván Duque vence a Gustavo Petro en la segunda vuelta del 17 de junio.

Por ahora, el diálogo con el gobierno del saliente Juan Manuel Santos continúa este 30 de mayo.

- ¿Cómo han marchado las conversaciones y qué tan cerca están del cese al fuego bilateral?

La mesa completó 15 días en Cuba. Fueron días muy intensos. Hemos avanzado en preacuerdos para el cese al fuego bilateral, que tiene que ser mejor al anterior que duró 101 días. Aspiramos a que éste cubra hasta el inicio del nuevo gobierno, que se instala el 7 de agosto.

- ¿Cómo tomó la mesa la decisión del ELN de detener las actividades militares por las elecciones?

Bien. Colombia es un país de muchas violencias. Y si la gente quiere decidirse porque haya cambios y expresarse en las elecciones, hay que crear un clima para que la gente participe. La guerrilla ni empuja a la gente a votar ni le impide.

- El plazo de este cese unilateral vence este 29 de mayo. ¿Piensan prorrogarlo?

Fue por este tiempo y, si hubiera otro para la segunda vuelta, el 17 de junio, tiene que decidirlo nuestra dirección en Colombia.

- ¿Es lo más probable que ocurra (otro cese unilateral durante la segunda vuelta)?

Es lo más probable, sí.

- ¿Cómo toman el resultado de la primera vuelta presidencial en Colombia?

En el último medio siglo nunca hubo un grupo de colombianos tan grande que le diga en elecciones a las élites gobernantes que hay que cambiar. Pasan a la segunda vuelta dos fuerzas: la de la continuidad, seguidores del expresidente (Álvaro) Uribe, y otra que dice que hay que cambiar, que pide pasar la página de la guerra y dar continuidad al proceso de paz.

- El favorito Iván Duque busca revisar el acuerdo de paz con las Farc. ¿Peligra la continuidad del diálogo?

Es peligrosísimo. El acuerdo que firmaron los compañeros de las Farc ha pasado por múltiples filtros, y cada vez que pasa por un filtro sale encogido. La voluntad de cambio de las élites dominantes en Colombia es muy poquita. 

- Ven más posibilidades de diálogo con Petro...

Claro. Si el candidato de Uribe (Duque) dice que va a volver trizas la paz, hay que creerle. Y si el otro (Petro) le va a dar continuidad al proceso de paz, hay que creerle también. Tiene que haber una política de Estado frente a la paz.

- Si gana Duque, ¿cómo actuará el ELN?

Nos dieron una instrucción: Prohibido levantarse de la mesa. Si gana el señor Duque pues allí nos va a encontrar, en la mesa. Que nombre su delegación y prosigamos.

- ¿Cree que Duque tendrá que seguir negociando?

Este es un mundo del "fake news". El bombardeo mediático sobre la gente es muy grande. Hubo el plebiscito (para el acuerdo de paz con las FARC) y a la gente se le sometió a un bombardeo y los que no querían el acuerdo terminaron ganando. Pasó con el Brexit. Toda esa guerra informativa afecta a la gente. Hay que seguir persistiendo porque se pase la página de la guerra.

- ¿Complica las cosas el ingreso de Colombia a la OTAN?

En medio de un proceso de paz, meter de cabeza a Colombia a la OTAN indica que hay un plan de Estados Unidos para tener a los 500.000 hombres de la maquinaria militar colombiana articulada a un plan global de guerra. (...) El proceso de paz debiera impactar eso pero no lo hace.

- ¿Qué hacer con las disidencias? Han muerto disidentes de las FARC en choques con el ejército...

Si un acuerdo (de paz) se incumple reiteradamente, el ánimo de la gente para cumplir se acaba también (...) A más incumplimiento del Estado, más disidencia.

- ¿Si el ELN tuviera que asumir un pasivo, cuál sería? 

Nacimos hace 53 años y persistimos porque hay un amplio sector en Colombia que nos apoya. Sin apoyo popular, se acaba. Si una guerrilla usa su fuerza contra la población, se acaba. Y si prioriza los negocios al trabajo político, se acaba. Y eso lo hemos aprendido y no nos hemos acabado.

- ¿Y por eso se sientan en la mesa?

Claro. Creemos que la única alternativa para Colombia es la paz.

Fuente
AFP