23 Dic 2015 04:43 PM

Centro Democrático pide el desmonte inmediato del 4 x mil

El senador Alfredo Ramos pidió además al Banco de la República implementar limitaciones al efectivo.
El senador del Centro Democrático, Alfredo Ramos, elevó peticiones al Banco de la República y al Ministerio de Hacienda para complementar el proyecto que busca generar mayor transparencia en las transacciones financieras.
 
La eliminación inmediata del cuatro por mil, la restricción de circulación de dinero en efectivo y el límite a la denominación de billetes y monedas fueron las solicitudes hechas con el fin de complementar el paquete de medidas generar mayor trazabilidad transaccional del proyecto de ley 131 de 2015 radicado en semanas anteriores, que pretende estimular el uso de medios de pago distintos al efectivo.
 
En cuanto a la petición de eliminar el impuesto del 4 x mil, el senador argumentó que ya han pasado casi 17 años y los colombianos seguimos pagando este gravamen, aun cuando desaparecieron las condiciones que dieron origen al mismo”, condiciones que en su momento fueron la declaración del Estado de Emergencia Económica y Social en el país con el condicional de vigencia temporal de un año.
 
Para el legislador, el presidente Juan Manuel Santos está incumpliendo una de sus promesas de campaña, ya que prometió, según él, en seis ocasiones que desmontaría ese impuesto.
 
Menos efectivo
 
Por otra parte, el legislador se refirió al segundo requerimiento puesto en conocimiento del Banco de la República, en el que sugiere “la creación de una comisión que estudie la idea de restringir la circulación de dinero en efectivo y que ponga un tope a la denominación máxima de billetes y monedas”.
 
La explicación se fundamenta en que la predominancia del uso de efectivo en una economía “está asociado con ineficiencias del sector productivo, informalidad e ilegalidad. Por consiguiente, en muchas jurisdicciones, se han desplegado iniciativas para limitar el uso de efectivo, definiendo expresamente limitantes cuantitativas y/o cualitativas a su poder liberatorio”.
 
En ese sentido, es de común conocimiento que la lista de los elementos que inciden en los efectos nocivos de la prevalencia del efectivo en la economía aumenta día a día, y la correlación entre corrupción y prevalencia del efectivo como medio de pago se evidencia en cada detalle, por ejemplo la dificultad para acceder a créditos, la imposibilidad de adquirir la condición de sujetos contractuales, y las implicaciones que tienen las leyes de insolvencia.
 
Así pues, no se puede pasar por alto que las economías intensivas en el uso del efectivo tienen un menor ingreso per cápita, ello sin contar con los ahorros que ello genera puesto que “el uso de dinero electrónico puede llevar a ahorros de hasta un 25% para establecimientos comerciales, en relación con los costos de operación de dinero en efectivo”. Igualmente sucede con los beneficios en materia ambiental y los recursos que podrían economizarse ya que “Colombia gastó el año pasado en nuevos billetes $140 mil millones, y el acumulado entre el 1 de enero de 2004 y el 30 de junio de 2015 es de cerca de $1,3 billones”.
Fuente
Sistema Integrado Digital