Camilo Romero, gobernador de Nariño
Camilo Romero, gobernador de Nariño
Colprensa
1 Mar 2022 02:48 PM

Camilo Romero aseveró que reunión entre Petro y Gaviria es "para hacer un pacto con la ciudadanía"

El precandidato presidencial aseguró que el protagonismo no es para la vieja política tradicional. 

Miembros del Pacto Histórico y compañeros del líder de la izquierda colombiana Gustavo Petro no “están muy contentos con la reunión que tuvo con el ex presidente César Gaviria” e incluso, miembros como el precandidato presidencial Camilo Romero señalaron que el pacto es con la ciudadanía. 

“Yo creo que Colombia vive y la humanidad vive un momento distinto. Es un momento y un protagonismo para la gente, para la ciudadanía. Esta ya no es la vieja política de hace algunos años. Por eso el pacto es con la ciudadanía y no con la politiquería”, dijo Romero. 

En esa línea, agregó que las bases liberales, las bases verdes y las bases que buscan el cambio deben sumarse al Pacto Histórico.

He sido claro, como ocurrió con Luis Pérez y ahora en este caso con César Gaviria que la alianza o el pacto debería ser con la ciudadanía y no con la politiquería”, dijo. 

Le puede interesar: María Emma Mejía le dice no a Gustavo Petro: Las razones por las que no será su fórmula vicepresidencial

También varios sectores políticos criticaron la reunión entre los dos líderes políticos, por ejemplo, la candidata presidencial Ingrid Betancort aseguró que con esa reunión queda claro que se hizo un pacto con el diablo. 

Lo que queda claro con esta reunión entre César Gaviria y Gustavo Petro es que estamos hablando de un pacto con el diablo. Es decir, unirse con cualquiera, con todas las maquinarias, con todas las ideologías", señaló Betancourt. 

Lea también: Francia Márquez niega haber recibido recursos anticipados del CNE

Y agregó: “están armando un Frankenstein para asegurar que lleguen al poder con corrupción, maquinaria para repartirse el país entre ellos y hacerles conejo a los colombianos”.

Por su parte Sergio Fajardo señaló que él se ha convertido en el objeto de odio del expresidente Gaviria y que puede decir con orgullo que no tiene el apoyo de expresidentes