Foto de referencia de Colprensa
Foto de referencia de Colprensa
Foto de Colprensa
29 Dic 2018 10:30 AM

Teniente Kelly Sierra lamenta libertad al capitán Eduardo Merchán, su presunto violador

La Procuraduría dijo que la libertad de capitán Eduardo Andrés Merchán revictimiza a la teniente de la Policía.

La teniente Kelly Sierra expresó su indignación tras la decisión del juez Segundo Penal con Función de Control de Garantías de Valledupar de dictar medida no privativa de la libertad, favoreciendo al capitán de la Policía, Eduardo Andrés Merchán Prieto, señalado de haber violado a la teniente.

"Recibimos la noticia con mucha tristeza e indignación, respetando los motivos por el cual tomó dicha decisión el juez, pero de igual forma seguimos realizando el llamado para prestar toda atención necesaria en este caso y poder hacer justicia", señaló Sierra.

La teniente asegura que sus abogados están trabajando ante la decisión, pero insiste que  sin su familia, este momento hubiese sido aún mucho más duro.

En contexto: En libertad capitán de la Policía que habría violado a una teniente

"Considero que este señor es un peligro para la sociedad. Esto nos impulsa para seguir trabajando y hacer eco para que nadie se quede callado, mostrándole al país que vale la pena denunciar no solo en este caso si no cualquier otro caso del que se pueda ser víctima" enfatizó Sierra.

La teniente reveló el suceso, el pasado 24 de diciembre y fue mediante un dictamen de Medicina Legal que confirmó que Sierra había sido golpeada y abusada sexualmente.

Entre tanto, la Procuraduría lamentó la revictimización a la que está siendo sometida una teniente de la Policía, quien debió hacer pública su denuncia de violación para que el proceso avanzara, y ahora tendrá que enfrentar que el capitán sindicado de su agresión permanezca en libertad.

Como lo advirtió el Ministerio Público en su intervención ante el juez de garantías, "fue equivocado solicitar la detención domiciliaria del capitán Eduardo Andrés Merchán Prieto, sindicado del delito de acceso carnal violento agravado de una teniente", dice el comunicado.

Considera el ente de control que está probado en el proceso que "el oficial debe ser recluido en un centro carcelario porque representar peligro para la víctima por la profesión y grado de autoridad que ostenta"; y obstrucción de la justicia, porque su condición de capitán le permitiría manipular testigos y dificultar la realización de diligencias o el recaudo de pruebas por parte de funcionarios.

Leer más: Teniente de la Policía denuncia que fue violada en fiesta de fin de año en Valledupar

Además, el ente de control asumió la investigación por este caso y ordenó a la Policía el traslado inmediato del proceso que adelanta contra el capitán, y la entrega de un informe detallado sobre la actuación adelantada por el comandante y el subcomandante de policía departamental Cesar, una vez conocida la denuncia hecha por la teniente, el mismo 24 de noviembre.

Realizó una visita especial al casino de oficiales del comando en Valledupar, "para establecer una relación de los capitanes que participaron en la despedida de fin de año del 23 y 24 de noviembre", la asignación y ubicación de las habitaciones de estos oficiales; y recolectar copias de las cámaras de seguridad y de las minutas de órdenes de servicios del comando desde el 22 hasta el 26 de noviembre de 2018, entre otras pruebas.

Del expediente que adelanta la Fiscalía General de la Nación se trasladará al proceso disciplinario copia de los documentos y testimonios que permitan identificar la o las faltas y el autor o autores de las misma, y las causas de la demora en el trámite de la denuncia y la toma de eventuales medidas frente al oficial sindicado de la violación.

Fuente
Sistema Integrado de Información