21 Ago 2016 08:15 AM

Santos: ELN está secuestrando en Venezuela

El presidente Juan Manuel Santos afirmó que la guerrilla del ELN está secuestrando y extorsionando en Venezuela a productores de arroz colombianos que laboran en la región fronteriza.
"No voy a permitir que nadie se siente a negociar abiertamente con el ELN la agenda que ya está establecida, en medio de los secuestros y, mucho menos, con los secuestros que ahora están realizando a estos arroceros" del departamento de Arauca, dijo Santos en declaraciones desde esa región.
 
El Gobierno de Santos y el ELN anunciaron a fines de marzo un acuerdo para iniciar negociaciones formales de paz, pero el diálogo no se ha instalado porque Santos exige que el grupo rebelde libere a todos sus secuestrados antes de sentarse a la mesa.
 
Santos explicó que productores de arroz que están siendo afectados por extorsiones del ELN "están viajando a Venezuela" y "están siendo secuestrados por el ELN en Venezuela".
 
"Todos sabemos que está sucediendo pero legalmente no lo sabemos, porque legalmente no han denunciado", añadió el presidente.
 
Santos presidió una reunión de seguridad en Arauca, luego de que el jueves la Policía informara que cuatro productores de arroz de esa región habían sido secuestrados por el ELN.
 
Entonces, la Policía no confirmó pero tampoco descartó que los secuestrados pudieran estar en una zona rural de Venezuela, cercana a la frontera con Colombia.
 
El gobernador de Arauca, Ricardo Alvarado ratificó que son cuatro los secuestrados y que "están en territorio venezolano".
 
Alvarado explicó que los productores pasaron la frontera "citados por la guerrilla". "Pasan a allá (a Venezuela) por algún lado y allá los retienen porque no hay pago" de la extorsión que les exigen, detalló.
 
Para evitar estas situaciones, Alvarado dijo que es necesaria la colaboración con Venezuela y reveló que "inclusive por la guardia venezolana se logró (...) evitar que cuatro personas más posiblemente hubieran quedado retenidas por el Ejército de Liberación Nacional".
 
La frontera entre Colombia y Venezuela estuvo cerrada casi un año por orden del gobierno de Nicolás Maduro, quien aducía razones de seguridad, pero fue reabierta para el paso peatonal y se anunció su progresiva reapertura para otros fines.