15 Jun 2016 12:46 PM

Protocolos de importación de licores están bajo la lupa de las autoridades

El director de la Policía Fiscal y Aduanera aseguró, en diálogo con LA F.m., que ahora las importaciones de productos como alcohol etílico se controlarán por medio de la trazabilidad. 
Ante una posible ley que aumente los precios de los licores en el país, una de las principales preocupaciones de las autoridades es que también lo haga el contrabando, el cual hasta ahora sigue en su lucha de igualar las cifras de la legalidad. 
 
Las cosas no han mejorado mucho en este tema ya que el contrabando ha ganado un puesto comercial en el país, adueñándose del 24%, ya que según la Federación de Departamentos, es la cifra de trago ilegal que se consume en Colombia, siendo el tequila y el wiski los más falsificados. 
 
En diálogo con LA F.m., el general Gustavo Moreno, director de la Policía Fiscal y Aduanera, aseguró que han iniciado exhaustivos controles para evitar el contrabando. Así mismo, enfatizó en que se revisarán los protocolos de importación de licor al país ya que no hay un análisis del proceder del mismo o de las razones por la cuales es ingresado.
 
"La estrategia es multidimensional y se basa en hacer una trazabilidad muy precisa para identificar las importaciones de licores. Así mismo y sobre todo, del alcohol etílico que ingresa legalmente al país, para fábricas de licor y de cosméticos, pero también es desviado para quienes hacen trago adulterado", dijo el general Moreno. 
 
Los resultados de nuevas estrategias solo se verán si es aprobada dicha ley de aumento de precio. Lo que sí es cierto es que no todo el trago que llega al país es legal y que por cuenta de eso los departamentos dejan de recibir un promedio de 1,5 billones de pesos al año, que en gran parte van destinados a la salud.
Fuente
Sistema Integrado Digital