Juan-Carlos-Granados-Colprensa.jpg
Juan Carlos Granados / Colprensa
27 Nov 2017 03:36 PM

Procuraduría abre indagación preliminar a contralor de Bogotá

La medida fue tomada por una supuesta nómina paralela en la Contraloría Distrital.
La
Fm

La Procuraduría General de la Nación tomó la determinación de abrir una indagación preliminar en contra del contralor de Bogotá, Juan Carlos Granados Becerra, por presuntas irregularidades en contratación.

La Procuraduría Auxiliar busca determinar la existencia de una falta disciplinaria por presunta nómina paralela al interior de la Contraloría Distrital de Bogotá y cuestiona viajes al exterior de directivos de la entidad a supuestas capacitaciones.

El órgano de control tomó esta determinación para verificar la veracidad de las denuncias presentadas por el Sindicato de la Contraloría y establecer si el funcionario ha actuado en contravía con sus obligaciones.

En cuanto a las denuncias contra el contralor de Bogotá en el caso de Odebrecht, la Procuraduría Auxiliar dio traslado a las Delegadas para la Contratación Estatal y la Moralidad Pública para que inicien el proceso disciplinario, teniendo en cuenta que este despacho no es competente para investigar las actuaciones de los gobernadores.

Cabe anotar que uno de los sindicatos de la Contraloría de Bogotá, denunció que en la entidad, bajo la administración de Juan Carlos Granados como jefe de esa entidad, existe al parecer una nómina paralela a través de contratos de prestación de servicios.

De acuerdo con el informe del sindicato conocido por LA FM , “la Asociación de Funcionarios de la Contraloría de Bogotá”, en un año y cinco meses luego de posesionado Juan Carlos Granados a la fecha habría ordenado más de 300 contrataciones por prestación de servicios, de las cuales el 28%, según el documento, son personas oriundas de Boyacá.

Cabe recordar que el contralor de Bogotá Juan Carlos Granados fue gobernador de Boyacá, situación que advierte el sindicato podrían ser pago de favores políticos.

La presidenta del sindicato, Doris Huertas, indicó que los contratos en algunos casos superan los 7 millones de pesos, de funcionarios que según ella no van ni siquiera a las instalaciones de la Contraloría de Bogotá.

“Se ha detectado que en la mayoría de los contratistas que manejan procesos de responsabilidad fiscal son de Boyacá, inclusive podrían haber más funcionarios de esa región del país”, sostuvo Doris Huertas.

Cartel de la Toga

Sobre el sonado escándalo del cartel de la toga, el sindicato “Asociación de Funcionarios de la Contraloría de Bogotá”, denunció que en la entidad trabaja, José Leonardo Bustos, el hijo de exmagistrado Leonidas Bustos. Huertas señaló que aún no se conoce cómo llegó a la entidad y no se sabe qué actividades realiza, ya que los compañeros de oficina de Bustos indican, según ella, "que no hace nada".

Además, Doris Huertas, presidenta de la Asociación de Funcionarios de la Contraloría de Bogotá, denunció que Ximena Liliana Bustos, hija del exmagistrado Leonidas Bustos, antes de salir de la entidad por el escándalo del cartel de la toga, suscribió un contrato de más de mil millones de pesos de electrodomésticos para la entidad.

Según Huertas, los elementos corresponden a neveras y televisores pantalla plana en todas las aéreas, los cuales están inutilizados y arrumados en varías oficinas.

“Esto implicaba gastarse el presupuesto de manera inadecuada cuando las necesidades de la entidad es otro”, sostuvo Huertas. La funcionaria exigió una explicación por parte del contralor de Bogotá Juan Carlos Granados, sobre esas presuntas irregularidades.

Viajes al exterior

En el informe del sindicato, a través de un seguimiento a la gestión del Contralor Juan Carlos Granados adelantado por varios meses, hay un capítulo sobre viajes al exterior por parte de directivos de la entidad. Advierte el gremio que los viajes son en algunos casos a España, Punta Cana y Las Vegas, en Estados Unidos.

De acuerdo con Doris Huertas, los viajes al exterior deben ser publicados pero en el caso de la Contraloría de Bogotá no se hace. Y alertó que al parecer esos viajes a supuestas capacitaciones se financian con dineros de la entidad y pueden durar hasta cinco días.

Los funcionarios son, según el sindicato: Alexandra Moreno, Ángel Emilio Niño, Henry Alirio Camacho, Paola Vélez Marroquín, Juan Carlos Franco Duque, Héctor Gabriel Camelo y Lina Raquel Rodríguez.

“Esto realmente preocupa ya que la Contraloría está cada vez más a la expectativa de la corrupción y no es bueno para los funcionarios continuar escuchando escándalos permanentes”, recalcó Huertas.

Ante esos hallazgos, Huertas afirmó que el funcionario se debe apartar del cargo de manera inmediata, mientras avanzan las investigaciones y se esclarece su responsabilidad en las irregularidades.

Respuesta Contralor de Bogotá

Ante las denuncias del sindicato, el contralor Granados señaló que en otras entidades es mayor la cantidad de contratos de prestación de servicios e indicó que eventualmente podrían estar funcionarios de la región de Boyacá.

“La entidad del Distrito con menos funcionarios prestación de servicios es la Contraloría, las funciones se aumentan de manera reiterada, es posible que sí sean de Boyacá e incluso lo hagan funcionarios de planta”, recalcó Granados.

Sobre la denuncia respecto a que José Leonardo Bustos, hijo del magistrado Leonidas Bustos, está trabajando en la entidad, el contralor Granados manifestó que el funcionario “desafortunadamente” ya no está en la entidad trabajando.

“Es un muchacho que era un técnico que estaba trabajando para pagar sus estudios, en los últimos días él tenía circunstancias de provisionalidad y desafortunadamente tuvo que salir de la entidad”, explicó Granados.

Frente al proceso de contratación de neveras y televisiones, Granados dijo que no se puede responsabilizar a una sola funcionaria, quien según aclaró ya no trabaja en la Contraloría de Bogotá.

“Ella ya hacia parte de la entidad cuando yo llegue a la Contraloría, es perverso que se hable estrictamente de ella cuando intervienen varios sectores, ella hizo los estudios y puede ser que por eso la relacionen”, puntualizó Granados.

Por último, sobre los viajes al exterior de algunos funcionarios, dijo que se hace a un grupo por méritos dentro de sus funciones.

“Estamos hablando de 11 funcionarios trabajadores, selección en la que yo no participo; además, se habla de 5 directivos, concluyó el Contralor de Bogotá.