Corrupción Policías
Rcn Radio
11 Dic 2019 01:23 PM

Policías en Barranquilla permitían que detenidos durmieran en sus casas

Las autoridades capturaron a cinco uniformados por estas y otras irregularidades.
Iván Darío Duva Ruiz
Iván Darío
Duva Ruiz
@ivanduva

Un intendente y cuatro patrulleros activos de la Policía Metropolitana de Barranquilla fueron capturados, sindicados por la fuga de varias personas que se encontraban detenidas en la Unidad de Reacción Inmediata de la Fiscalía (URI) y por, al parecer, conceder permisos para que varios detenidos pudieran ir a dormir a sus casas.

Los custodios capturados por el CTI de la Fiscalía, por este caso de corrupción en la carceleta de Telecom, son: el intendente Edwin Pallares Ortiz y los patrulleros Omar Garcés Díaz, Juan Carlos Chavarría López, Wilfran de Jesús Barragán, Sergio Luis Pacheco y Fabián Andrés Támara.

Lea además: Falleció la madre del joven que murió tras explosión de papa bomba en Medellín

Según informaron las autoridades, los detenidos serán presentados esta tarde ante un juez. El hecho guarda relación directa con el procesado Roger Hernández, uno de los detenidos por el caso del crimen del comerciante de vehículos y productor de eventos, Antoni Rivero Cantillo.

Según las investigaciones que adelantan las autoridades, Roger Hernández sería uno de los detenidos a quien dejaban tranquilamente dormir en su vivienda, como parte de estas irregularidades.

El informe presentado por las autoridades señala que el crimen de Antoni Rivero Cantillo ocurrió en junio, cuando salió desde el barrio Prado de Barranquilla y su vehículo apareció abandonado cerca del colegio Normal La Hacienda, en el barrio Olaya, y luego sus restos fueron hallados en una trocha en Juan Mina.

Vea también: Ley ‘Andrés Felipe Arias’, aprobada en primer debate en el Congreso

Según se conoció, el pasado 12 de noviembre de 2019, tres delincuentes que se encontraban en calidad de detenidos, se fugaron de la URI.

Esto sumado a las acciones realizadas el 23 de octubre, cuando los retenidos en la carceleta de la Unidad de Reacción Inmediata generaron desmanes y otras maniobras distractoras para encubrir un nuevo plan de fuga.

Fuente
Sistema Integrado de Información