LuisGustavoMorenoAudienciaRefCOLPRENSA2.jpg
Luis Gustavo Moreno / Colprensa.
30 Abr 2018 08:21 AM

Luis Gustavo Moreno, llamado a imputación nuevamente por el cartel de la toga

La Fiscalía busca la colaboración del exfiscal anticorrupción en el llamado cartel de la toga antes de su extradición a los Estados Unidos.
La
Fm

La Fiscalía General de la Nación anunció la solicitud de una nueva audiencia de imputación de cargos en contra del exfiscal anticorrupción, Luis Gustavo Moreno, por hechos ocurridos cuando ejercía su profesión de abogado y que estarían relacionados con los hechos denominados como el cartel de la toga.

El exfiscal afrontaría un nuevo proceso penal bajo los delitos de cohecho por dar u ofrecer, concierto para delinquir, tráfico de influencias y uso indebido de información privilegiada, y que hace referencia a una posible manipulación indebida de investigaciones que adelantaba la Corte Suprema de Justicia sobre y de la cual presuntamente participó Moreno.

En la misma audiencia judicial, la Fiscalía deberá determinar sí en contra de Moreno solicita medida de aseguramiento carcelaria en torno al nuevo proceso penal. Actualmente, Luis Gustavo Moreno se encuentra detenido en una guarnición militar y es solicitado en extradición por los Estados Unidos en una investigación por extorsión.

El pasado 11 de abril un juez de garantías de Bogotá negó por tercera ocasión un principio de oportunidad al exfiscal anticorrupción, argumentando que la Fiscalía busca obtener información del procesado pero sin tener en cuenta ciertas condiciones judiciales necesarias para ello. En éste sentido, la Fiscalía tiene el propósito de desenredar la investigación por el escándalo del denominado cartel de la toga.

En ese momento el juez negó la petición argumentando que "el procesado debe tener la calidad de imputado para que le sea evaluado y posiblemente otorgado dicho beneficio jurídico, por lo cual insta a la Fiscalía a adelantar ese procedimiento".

La Fiscalía pretende tener la colaboración del Moreno en el escándalo del cartel de la toga, antes de ser extraditado a los Estados Unidos, por el proceso penal que se le adelanta en ese país como consecuencia de la extorsión que él y Leonardo Pinilla, abogado, cometieron contra el exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons.