Familiares de los menores asesinados han denunciado supuestas irregularidades por parte de la Policía en el levantamiento de los cuerpos.
La Policía indicó que el levantamiento de los cuerpos se realizó bajo todos los protocolos judiciales y con una actuación oportuna y de manera transparente.
Cortesía Alcaldía de Cali.
1 Sep 2020 09:30 AM

Jóvenes en Llano Verde fueron torturados antes de su muerte: Medicina Legal

Cinco menores fueron víctimas de cortes con arma blanca y golpes en la espalda, estando vivos.
Jenny
Rocio Angarita
@jennyr2207

El Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses entregó el dictamen de las necropsias practicadas a los cinco jóvenes que fueron asesinados en el cañaduzal de Llano Verde, en Cali (Valle del Cauca), revelando que hubo tortura. 

Lea aquí: Dos policías también están involucrados en masacre de Llano Verde: familia de víctimas

Los resultados de las pruebas practicadas se conocen luego que un juez Penal Municipal con Función de Control de Garantías de Cali hubiese impuesto medida de aseguramiento con detención preventiva de la libertad contra Juan Carlos Loaiza Ocampo y Yefferson Marcial Ángulo Quiñonez, quienes supuestamente estarían relacionados con la masacre de los cinco menores de edad. 

En la audiencia concentrada la Fiscalía les imputó los delitos de homicidio agravado en concurso homogéneo y sucesivo con el de fabricación y/o porte ilegal de armas de fuego; además se dijo que los menores habían sido torturados. 

Expertos en medicina forense concluyeron que los menores fueron lesionados con arma blanca y golpes en la espalda; sin embargo evidenciaron que esto no fue lo que les causó la muerte. 

"Las lesiones denotan algún tipo de violencia de carácter expresiva, lo que tiene sustento en que se sometió a cortes en el cuello, que no condicionaron su muerte, pero que se constituyen en actos directos y personalizados para causar dolor, una vez se alcanzó este objetivo se procede a la acción de disparo única", apartes del dictamen. 

Lea además: Masacre en Cali: Vigilantes habrían asesinado a los jóvenes porque entraron a comer caña

La muerte de las víctimas se produjo mientras permanecían de rodillas, de espaldas y con tiros de gracia que provenían de una misma arma. 

"Una vez bajo control se ejercen acciones de sometimiento de refuerzo que permiten a los agresores posicionar a las víctimas (...) Todas ellas muestran que fueron alineadas y colocadas de rodillas en franca indefensión (...) Lo que facilitó acciones de disparos únicas en contra de segmentos específicos de la anatomía de cada uno de ellos", señaló Medicina Legal.

Los hechos se registraron el pasado 11 de agosto entre las 12:30 y la 1:30 pm en el cañaduzal del barrio Llano Verde de Cali. 

Según la Fiscalía General de la Nación, Gabriel Alejandro Bejarano habría ordenado la muerte de los menores; el sujeto permanece prófugo de la justicia.