Francisco y Catalina Uribe Noguera
Francisco y Catalina Uribe Noguera son señalados de haber ocultado pruebas a favor de su hermano, el asesinado Rafael Uribe Noguera
Colprensa
7 Jun 2019 12:36 PM

Hermana de Rafael Uribe y su versión del día de la muerte de Yuliana Samboní

Catalina Uribe recuerda que cuando le abrieron la puerta vio a su hermano Rafael "descalzo, sucio, pálido y sudando".
Rafael Pérez
Rafael
Pérez Becerra

Catalina Uribe Noguera detalló los hechos que se presentaron en la tarde del 4 de diciembre de 2016 después que fueron contactados por un agente del Gaula para preguntarles sobre el paradero de su hermano Rafael Uribe Noguera y la camioneta que él utilizaba.

En su declaración bajo la gravedad de juramento manifestó que tras esa llamada inició junto a su hermano Francisco una desesperada búsqueda para ubicar a su hermano mayor, indicando que pese a las múltiples llamadas nunca les atendió el teléfono celular.

Lea también: Francisco Uribe Noguera relata cuando halló zapato de Yuliana en la camioneta

Fue por eso que se dirigieron al edificio Equus 66 en el sector de Chapinero Alto en el nororiente de Bogotá para saber qué era lo que estaba pasando. En el recorrido se comunicaron con sus padres, familiares y amigos para saber si tenía información sobre él.

En este punto aseguró que cuando llegaron a la portería del edificio, el celador les dijo que tenía orden expresa de no dejar entrar visitas al apartamento de Rafael, situación que generó una gran molestia.

Después de una larga discusión pudieron entrar al edificio. Pese a tener llave del apartamento fue imposible ingresar al mismo puesto que tenía un seguro interno, hecho por el cual Francisco buscó la forma de entrar por la terraza.

En contexto: Así Rafael Uribe Noguera narró muerte de Yuliana Samboní a sus hermanos

Mientras tanto ella seguía llamando a su hermano para saber dónde estaba y pedirle que le abriera el apartamento. Mucho tiempo después pudo inferir que Francisco había entrado al apartamento y se había encontrado con Rafael.

Los gritos se apoderaron del espacio, situación que le generó un gran temor puesto que nunca en la vida había presenciado ese trato entre sus hermanos, situación por la cual suplicaba que la dejaran entrar.

En ese momento apareció uno de los celadores quien le preguntó que si “todo estaba bien”, situación que aumentó la tensión que ya se estaba viviendo.

Vea también: Francisco Uribe Noguera relata cuando halló zapato de Yuliana en la camioneta

Recuerda que cuando le abrieron la puerta vio a Rafael descalzo, sucio, pálido y sudando. “Francisco lo interrogaba y le preguntaba que dónde estaba la niña o que qué había hecho con ella”.

Manifestó que su hermano mayor le dijo que se había llevado a la niña pero que del susto la había bajado, y después manifestó que la había tirado. “Una cosa es una cosa, si usted la tiró se pudo hacer daño, si se bajó la niña pude estar en la casa o perdida”, asegura que le decía Francisco.

Sin embargo, Rafael solamente atinaba a decir: “yo la bajé, yo la bajé, yo la bajé. El tipo no decía mayor cosa”.