Edwin.jpg
1 Nov 2017 02:20 PM

Gobernador de Córdoba, responsable fiscal del 'cartel de la hemofilia'

La Gobernación pagó $1.525 millones de pesos a la IPS San José de la Sabana S.A.S. que le adeudaba la administración anterior, a pesar de que ya era de conocimiento público la trama de corrupción que se había montado.
La
Fm

La Contraloría General de la República abrió un proceso de responsabilidad fiscal contra el actual gobernador de Córdoba, Edwin Besaile Fayad, por más de $1.525 millones de pesos, dentro del caso denominado como el 'cartel de la hemofilia'.

Esta vez la IPS San José de La Sabana facturó a la Gobernación de Córdoba el supuesto tratamiento y entrega de medicamentos de 14 personas, afirmando que habían sido diagnosticadas con hemofilia y enfermedad de Von Willebrand, sin que existieran los soportes, ni las actas de Comité Técnico Científico, ni historias clínicas de la EPS tratante, que justificaran de manera alguna este pago.

Según la Contraloría, "los 14 pacientes supuestamente fueron atendidos por la IPS San José de La Sabana en enero de 2015 y, sin embargo, no existe registro alguno de que padecieran la enfermedad".

A pesar de lo anterior, la Gobernación pagó el total que facturó la IPS por este concepto, mediante un giro de recursos efectuado el 23 de mayo de 2016, por cuantía de $1.525 millones de pesos, tal y como consta en el Certificado de Dispersión de Fondos expedido por el Banco de Bogotá, bajo la cuenta de Tesorería, Hemofilia 2016.

"Al efectuar dicho pago, la Gobernación desconoció los procedimientos establecidos para el reconocimiento de servicios no POS de afiliados al régimen subsidiado, actuando sin implementar los controles necesarios para detectar deficiencias o inconsistencias en los cobros y por lo tanto, sin garantizar la correcta inversión de los recursos del Sistema General de Participaciones destinados en salud a la población pobre no asegurada", apuntó.

Cabe recordar que el médico hematólogo Luis Alfredo Meza Nieves reveló en 2016 a la Contraloría que “las firmas de los documentos de diagnóstico no solo no corresponden a la suya, sino que él nunca le ha prestado servicios a esa IPS, ni ha tenido vínculo alguno con ellos”. 

De acuerdo con el especialista, las órdenes de medicamentos que supuestamente habían sido suscritas por él tampoco responden a un criterio médico establecido por la Federación Mundial de Hemofilia para el tratamiento y dosificación del trastorno.

El contralor Edgardo Maya Villazón solicitó a los funcionarios de la Gerencia Departamental de la Contraloría en Córdoba que, atendiendo a la gravedad de los hechos evidenciados, le impriman celeridad al trámite y decisión del proceso de responsabilidad fiscal que se adelanta contra el gobernador Besaile Fayad, por presuntas irregularidades en el manejo de los recursos del Sistema General de Participaciones (SGP).