Capitán David Álvarez Cárdenas, señalado en fuga de Aida Merlano
Capitán David Álvarez Cárdenas, señalado en fuga de Aida Merlano.
Foto: Colprensa
10 Oct 2019 10:55 AM

Fuga de Aida Merlano: ¿Por qué la Fiscalía señala al capitán del Inpec?

El suspendido comandante de custodia y vigilancia de la cárcel El Buen Pastor, David Alexander Álvarez, se declaró inocente.
Rafael Pérez
Rafael
Pérez Becerra

Para la Fiscalía General llama mucho la atención que el comandante de custodia y vigilancia de la cárcel El Buen Pastor, capitán David Alexander Álvarez Cárdenas firmara la orden de traslado de la excongresista Aida Merlano el mismo día que iniciaban sus vacaciones.

Esto se extrae de los documentos oficiales recolectados por los investigadores que indicaron que el oficial había pedido sus vacaciones a partir del primero de octubre de 2019, día en el cual la exrepresentante a la Cámara se sometía a una nueva sesión de un procedimiento odontológico para después escaparse, en un milimétrico plan, por la ventana del consultorio ubicado en el norte de la capital de la República.

Para el ente investigador, no tiene sentido que el capitán Álvarez le hubiera dado el visto bueno a este traslado en momentos en los que se supone debería estar descansando, alejando de todos los trámites del centro carcelario puesto que para esto se había delegado a un encargado.

“Usted no tenía competencia para firmar esa orden”, señaló la Fiscalía General en la audiencia celebrada en la noche del pasado miércoles en los juzgados de Paloquemao. Para el representante del ente investigador es llamativo que cuando un subordinado le informó al capitán sobre el hecho que no había quién trasladara a Merlano, en tiempo récord él organizó todo el dispositivo para que cumpliera con la cita odontológica.

“Desde su cargo facilitó la fuga de la señora Aida Merlano”, manifestó el fiscal del caso. En este punto indicó que existió un interés supremo para que fuera como fuera se realizara el respectivo traslado en un vehículo del Inpec de la excongresista quien cumplía una condena de 15 años de prisión por su responsabilidad en la compra de votos para las elecciones de marzo de 2018.

Considera que “sin ese documento, la interna no hubiera podido salir”, hecho por el cual se infiere que el capitán Álvarez tuvo una participación directa en el plan de fuga de Merlano ya que sin su visto bueno no se habría realizado el traslado, parte fundamental en la estrategia de la exrepresentante para evadir el actuar de la justicia.

La Fiscalía General le imputó los delitos de prevaricato por acción y favorecimiento de fuga de presos. El capitán se declaró inocente de los hechos materia de investigación e indicó –por medio de su defensa- que tiene todas las pruebas para desvirtuar las acusaciones de la Fiscalía.

Debido a la gravedad de los hechos el ente investigador le solicitó a la jueza 70 de control de garantías que cobije con medida de aseguramiento privativa de la libertad al capitán Álvarez.

Fuente
RCN Radio