FranciscoBernateFotoCOLPRENSA1.jpg
Colprensa.
14 Jul 2017 08:04 AM

Francisco Bernate renunció a la defensa del exfiscal Luis Gustavo Moreno

El abogado se pronunció luego de que el exfiscal anticorrupción aceptara los delitos de concusión y revelación de secreto oficial, como responsable de graves hechos de corrupción.
La
Fm

Ante la Fiscalía Delegada Ante la Corte Suprema de Justicia renunció el abogado Franscisco Bernate a la defensa del exfiscal Luis Gustavo Moreno, capturado por exigir millonarios sobornos al exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons, a cambio de obstruir los procesos en su contra.

"Ante la situación presentada en la audiencia, en la que no se siguieron los acuerdos que se tenían con el doctor Gustavo Moreno y se desatendieron nuestras recomendaciones, he presentado mi renuncia a continuar con su defensa", argumentó el jurista.

Consulte también: Luis Gustavo Moreno: acepto cargos porque recibí un par de dólares de Alejandro Lyons (clic aquí)

Esta renuncia se produjo al terminó de la accidentada audiencia de imputación donde el exfiscal sorprendió a su propio abogado diciendo que aceptaba los cargos formulados por la Fiscalía, pero que lo hacía por supuestas presiones para incriminar a su esposa.

Durante la diligencia la estrategia de la defensa tuvo un duro revés debido a las fuertes declaraciones del exfiscal Moreno, que condujeron a que el Tribunal Superior de Bogotá decidiera no aprobar el allanamiento a cargos del exfuncionario al considerar que este no había sido ni libre ni voluntario.

El abogado Bernate dijo que tras no haber sido avalado el allanamiento a cargos durante la audiencia de imputación, el exfiscal Moreno no podrá acceder a la rebaja del 50% en su eventual condena por los delitos de concusión y revelación de secreto oficial.

Ante el nuevo escenario, el proceso pasará a juicio ante la Corte Suprema de Justicia y de llegar a aceptar nuevamente los delitos, sólo podría recibir una rebaja de hasta el 30 % en su sentencia, lo que le representaría una condena no menor a los 9 años de prisión en Colombia.