popeye-bebe1.jpg
Foto: John Jairo Velásquez Vásquez, alias Popeye, en el documental de Netflix / Foto del video
22 Feb 2018 05:17 AM

Extinción de dominio a bienes de alias Popeye y la viuda de Pablo Escobar

Varias propiedades que fueron adquirida con dinero del narcotráfico estaban a nombre de la madre del jefe de sicarios de Pablo Escobar.
La
Fm

Por solicitud de la Fiscalía General de la Nación, el Juzgado Primero Penal del Circuito Especializado de Extinción de Dominio de Antioquia ordenó la extinción del derecho de dominio sobre 16 bienes muebles e inmuebles que figuraban a nombre de la mamá y una hermana de Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias 'Popeye', y de Victoria Eugenia Henao Vallejo, esposa del capo del jefe del Cartel de Medellín, Pablo Escobar Gaviria.

LEA TAMBIÉN: Popeye: le disparamos a un bebé para que no quedara huérfano

Entre los bienes afectados con la decisión judicial figuran un apartamento y una casa ubicada en el barrio El Poblado de Medellín, así como dos bodegas ubicadas en el barrio Cristo Rey y dos vehículos, uno de ellos de servicio público. Estas propiedades estaban en cabeza de Aura Ofelia Vásquez de Velásquez, madre de 'alias' Popeye.

También aparecen otra bodega ubicada en el barrio Guayabal de la capital antioqueña, a nombre de Luz Marina Velásquez Vásquez, hermana del jefe de sicarios del Cartel de Medellín, y una casa de 868 metros cuadrados que figuraba a nombre de Óscar Diego Jaramillo Fernández, exesposo de la anterior.

El fallo de primera instancia también afectó un terreno y dos locales comerciales de un establecimiento de grandes superficies conocido como Domo Centro Comercial, ubicado también en un exclusivo sector de El Poblado y cuya propietaria era la viuda de Escobar Gaviria.

También se ordenó la extinción de dominio a un vehículo Mercedes Benz modelo 1977, de placas LX 1865 de propiedad del desaparecido capo.

La Fiscalía demostró que todos los bienes afectados provenían del capital obtenido mediante  actividades delictivas relacionadas con el narcotráfico que fueron ejecutadas por Pablo Escobar y sus lugartenientes, entre ellos Jhon Jairo Vásquez Velásquez.

Se estableció además que las propiedades de la familia de alias 'Popeye' empezaron a comprarse en 1988, dos años después de su ingreso al cartel de Medellín.