Carrillo aclaró que la figura de una Fiscalía Ad hoc, es un fiscal que trabaje con funcionarios de la entidad y que tenga plena imparcialidad.
Fernando Carrillo, procurador general de la Nación
Twitter @fcarrilloflorez
20 Nov 2018 02:06 PM

¿En qué consiste la propuesta del Procurador para una Fiscalía Ad Hoc?

Fernando Carrillo respaldó la recusación contra la vicefiscal por el caso Odebrecht.
Johana Rodríguez
Johana
Rodríguez
@joharodri4

En un documento enviado a la Corte Suprema de Justicia, el procurador General,  Fernando Carrillo, ratificó la importancia de nombrar un fiscal ad hoc para el caso Odebrecht, que tenga plena independencia en la investigación por el escándalo de los sobornos.

“La independencia judicial busca, como ya se anotó, que ninguna de las otras ramas del poder interfiera para entorpecer las investigaciones” dijo el Procurador. 

En contexto: Procurador Carrillo propone Fiscalía Ad Hoc en marco del caso Odebrecht

En rueda de prensa, Carrillo aclaró que la figura de una Fiscalía Ad hoc, es un fiscal que trabaje con funcionarios de la entidad y que tenga plena imparcialidad.

“El fiscal Ad hoc debe tener fortaleza institucional con funcionarios (…) con el manto de la imparcialidad y de la independencia”.

En el documento, el Procurador anunció su respaldo a la recusación contra la vicefiscal María Paulina Riveros, “podría afectar la confianza de la ciudadanía en los avances investigativos”.

Lea también: Piden a la Comisión de Acusación reabrir investigaciones contra el Fiscal General

Lo anterior, se da teniendo en cuenta la muerte de Jorge Enrique Pizano, testigo clave de la investigación, y su hijo Alejandro Pizano, “al cuestionamiento por presuntas relaciones profesionales anteriores que afectarían el criterio del actual fiscal”.

El ministerio público añade que debido a dichos hechos, conocidos por la opinión pública, se ha llegado a posiblemente cuestionar la imparcialidad de la Vicefiscal para continuar las investigaciones, lo que “constituye una amenaza cierta y objetiva de la Fiscalía”.

La recusación está en manos del magistrado Gerardo Botero Zuluaga, integrante de la Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia.