Violencia infantil
Referencial - Archivo LA FM
27 Oct 2020 01:17 PM

Desgarradora nota en un cuaderno destapó un abuso sexual a estudiante en Caldas

La profesora de la menor no omitió el mensaje que la pequeña había plasmado.
Liliana Pinzón
Liliana
Pinzón Garzón
@lilipinzong

El instinto de una docente y su cercanía con los estudiantes llevó a que se descubriera un aberrante caso de abuso sexual contra una niña en Caldas.

Los hechos lograron salir a la luz luego de que en 2019 la maestra de una institución educativa en Manzanares, Caldas, no ignorara una extraña frase escrita por una de sus alumnas en su cuaderno de tareas.

Lea aquí: Mujer atacada con hacha da su versión: "había intentado morderme, pero era detallista y cambiaba"

Mamá, me quiero morir”, expresaba con su puño y letra la pequeña de 7 años, escrito que llamó la atención de la docente quien quiso indagar las razones de su estudiante para escribir esto.

En medio de una larga charla y tras insistirle, la niña le contó a su maestra que un tío suyo la había violado; además relató que se trataba de una situación que ocurría con frecuencia al interior de su vivienda.

Aterrada por lo que acaba de escuchar, la profesora contactó a los padres de la menor de edad y a las autoridades como Fiscalía y Policía de Infancia para poner en conocimiento los hechos.

Lea además: Caso Javier Ordóñez: "Patrullero Lloreda grabó los lamentos de la víctima antes de morir"

Tras la denuncia, las autoridades iniciaron una investigación que, un año después, permitió la captura de un joven de 18 años, tío de la víctima, señalado de los aberrantes actos.

En la audiencia, se reveló que el sujeto aprovechaba la cercanía a la familia y la ausencia demás personas en la casa para abusar de la niña a quien, además, sometía con torturas como amarrarla de pies y manos a la cama; posteriormente la intimidaba con amenazas para que no contara.

Pese a que le joven fue capturado siendo mayor de edad, no fue enviado a una cárcel ya que el delito lo cometió el año anterior, cuando tenía 17 años; sin embargo, el juez del caso determinó cobijarlo con medida de internamiento preventivo.

El señalado, que negó su responsabilidad en los hechos, deberá responder por los delitos de acceso carnal violento agravado.