Masacre de El Aro (Referencia)
Masacre de El Aro (Referencia)
Colprensa
31 Mayo 2018 06:35 PM

Corte Suprema declaró delitos de lesa humanidad masacres de El Aro y La Granja

Asimismo el alto tribunal ordenó no prescribir el homicidio del líder sindical Jesús María Valle.
Carolina Restrepo
Carolina
Restrepo Chica
@carorestrepo__

La sala penal de la Corte Suprema de Justicia declaró de lesa humanidad los delitos asociados a las masacres de El Aro y La Granja.

De igual forma determinó que no puede prescribir el homicidio del líder sindical Jesús María Ovalle, ocurrido en febrero 27 de 1998 en Medellín. 

La decisión se tomó en el curso de la investigación contra el senador y entonces gobernador Álvaro Uribe, que estaba engavetada en el despacho del magistrado Gustavo Malo. 

Según la Corte, los delitos de concierto para delinquir, homicidio agravado, secuestro y desplazamiento forzado por los cuales se adelanta la investigación, no son prescriptibles. 

En una decisión de segunda instancia proferida en febrero pasado, el Tribunal Superior de Medellín compulsó copias para investigar a Uribe por la masacre de El Aro. 

“Existen suficientes elementos de juicio conforme a lo expresado en esa decisión, que probablemente comprometen la responsabilidad penal de varias personas como el gobernador de Antioquia de ese entonces Álvaro Uribe Vélez”, señaló la sentencia de ese momento.

Los hechos 

La masacre de El Aro fue cometida por las Autodefensas Unidas de Colombia el 22 de octubre de 1997; ocurrió en el municipio de Ituango, Antioquia. 

Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, quince campesinos fueron asesinados y otros tantos despojados de sus bienes y desplazados de su territorio.

La masacre de La Granja también sucedió en Ituango, donde unos 30 miembros de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá llegaron a la vereda el 11 de junio de 1996 y torturaron y asesinaron a varios campesinos.

El líder sindical Jesús María Ovalle murió el 27 de febrero de 1998 en Medellín después de que denunció la presunta participación de militares de alto rango en las masacres de El Aro y La Granja.