000_V94B5.jpg
AFP.
26 Dic 2017 11:43 AM

Viceministro de Seguridad Pública renuncia tras cuestionamientos a Pedro Pablo Kuczynski

Kuczynski otorgó el indulto humanitario y el derecho de gracia a Fujimori pocas horas antes de la Navidad, lo que sorprendió a sus compatriotas y generó manifestaciones de protesta.
La
Fm

El viceministro de Seguridad Pública peruano, Ricardo Valdés, renunció al cargo, al igual que el ministro del Interior, Carlos Basombrío, después de que el mandatario, Pedro Pablo Kuczynski, se salvó de ser destituido por presuntos vínculos con la empresa Odebrecht, según informó hoy un portavoz del ministerio.

El viceministro Valdés renunció a su cargo el mismo día que lo hizo el ministro del Interior, Carlos Basombrío, informó, en su cuenta de Twitter, el director de Comunicaciones del ministerio del Interior, Manuel Boluarte.

Basombrío renunció el viernes pasado, un día después de que Kuczynski se salvó en el Congreso del pedido de vacancia presentado por la oposición, y adelantó ese día que su reemplazo se hará "después de fiestas para tener una transición ordenada".

El mismo jefe de Estado confirmó la semana pasada que haría cambios en el gabinete y en el manejo del gobierno con miras a una reconciliación nacional, tras la sesión en el Congreso.

El jefe de Estado había sido cuestionado por el Parlamento por el contrato de asesoramiento financiero que firmó su empresa Westfield Capital con la constructora brasileña Odebrecht entre 2004 y 2007, cuando era ministro en el gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006).

Kuczynski afirmó que desconocía de ese contrato porque en esos años su empresa estaba gestionada por su exsocio Gerardo Sepúlveda, pero cobró dividendos por esos servicios.

Tres días después del pleno en el Legislativo, Kuczynski otorgó un indulto humanitario y derecho de gracia al exmandatario Alberto Fujimori, condenado a 25 años de cárcel por abusos a los derechos humanos.

El hijo menor de Fujimori, el legislador Kenji Fujimori, y otros nueve congresistas de Fuerza Popular se abstuvieron de votar a favor de la destitución de Kuczynski, con lo cual el Congreso no alcanzó al mínimo de votos requeridos para aprobar la destitución del presidente.

Sin embargo, después del indulto a Fujimori, también han presentado su dimisión el director general de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia, Roger Rodríguez; el secretario técnico de la Comisión Multisectorial de Alto Nivel sobre paz, reparación y reconciliación (CMAN), Daniel Sánchez; y la responsable del Programa de Reparaciones Simbólicas de esa comisión, Katherine Valenzuela.

En su carta de renuncia, reproducida por el diario La República, Rodríguez manifestó que Fujimori "no calificaba para la concesión de un indulto humanitario".

El funcionario, quien integró la Comisión de Gracias Presidenciales que recomendó rechazar el indulto a Fujimori en el 2013, señaló en su carta que fue "testigo de excepción" de como, en ese momento, se "pretendió manipular la realidad".

Sánchez aseguró, por su parte, que el indulto a Fujimori se tramitó de manera acelerada y que le "resulta por eso insostenible permanecer en la institución y, en un contexto así, vergonzoso, representar a una oficina que dialoga permanentemente con las víctimas".

Valenzuela, a su turno, detalló que deja su cargo porque no podría mantener la representación del Ministerio de Justicia "cuando intercambie con un familiar de alguna persona desaparecida o ante una comunidad arrasada por la violencia".

Kuczynski otorgó el indulto humanitario y el derecho de gracia a Fujimori pocas horas antes de la Navidad, lo que sorprendió a sus compatriotas y generó manifestaciones de protesta y el rechazo de gran parte de la sociedad organizada y partidos políticos.