Alemania
Disturbios y saqueos en Alemania.
AFP
21 Jun 2020 07:54 AM

Varios policías heridos en Alemania tras una jornada de disturbios y saqueos

Las protestas se habían dado anteriormente pero sin violencia.
Sindy Valbuena Larrota
Sindy
Valbuena Larrota
@Sindyvalbuena

Al menos una decena de policías resultaron heridos y varios comercios saqueados en los disturbios registrados en la ciudad alemana de Stuttgart, entre manifestantes y fuerzas del orden, anunciaron las autoridades locales.

Un político local del partido socialdemócrata, Sascha Binder, describió los disturbios de "escenas dignas de una guerra civil" y "combates callejeros" y pidió que se aclaren las circunstancias de la violencia.

Los incidentes estallaron hacia medianoche del sábado, a raíz de un control policial por un caso de estupefacientes en un lugar donde estaban concentrados unos 500 jóvenes, informaron las fuentes del orden locales el domingo en un comunicado.

Después se dividieron en pequeños grupos y se dirigieron al centro de la ciudad.

Lea también: Carlos Ledher habría sido entregado por EE.UU. a Alemania

Los jóvenes, muchos cubiertos con capuchas para no ser identificados, "destrozaron vehículos policiales estacionados en la calle y rompieron los vidrios con barras de hierro, postes, y lanzaron piedras y adoquines retirados de la vía pública contra otros vehículos de las fuerzas del orden en marcha", señala la policía en un comunicado.

Las fuerzas del orden fueron agredidas por la muchedumbre. En total, "más de una decena de policías" resultaron heridos leves, agrega.

Una veintena de personas fueron detenidas. Los agresores rompieron vitrinas de comercios y saquearon el interior, sobre todo en una de las principales arterias comerciales de la ciudad, como muestran vídeos de aficionados que circulan en las redes sociales.

Le puede interesar: Wolfsburgo es nuevo campeón de la Bundesliga femenina

La cadena de televisión pública local SWR habla de una joyería, un restaurante de comida rápida y de un comercio de teléfonos móviles. Sin embargo, la calma se registró con la llegada de refuerzos policiales.

Incidentes similares se habían producido los fines de semana precedentes en la ciudad pero con menos violencia.