Escombros tras terremoto en Indonesia
Terremoto en Indonesia destruyó más de mil hogares.
AFP
9 Ago 2018 01:39 AM

Un terremoto de magnitud 5,9 sacudió de nuevo la isla Lombok en Indonesia

La situación se torna tensa en la isla donde el temblor más reciente dejó un saldo parcial de 168 muertos y 1500 heridos.
Fabián
Trujillo Beltrán
@fabianTBG

Un terremoto de magnitud 5,9 sacudió  el noroeste de la isla de Lombok, donde otro movimiento telúrico el domingo dejó un balance provisional de 168 muertos, cerca de 1.500 heridos y 156.000 afectados.

El Servicio Geológico de Estados Unidos, que registra la actividad sísmica en todo el mundo, localizó el epicentro a 10 kilómetros de profundidad y a 23 kilómetros de Mataram, capital provincial, según datos preliminares.

Por su parte, la agencia indonesia cifró el sismo de magnitud 6,2 y a profundidad de 12 kilómetros.

El temblor afectó a los edificios que ya registraban daños, mientras la gente salía despavorida hacia las calles, escribió en un mensaje de Twitter el portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB), Sutopo Purwo Nugroho.

Sutopo actualizó en 168 las vícitimas mortales en un mensaje anterior, en el que remarcó que los datos oficiales son "lentos" pero fidedignos debido al proceso de verificación con el que trabajan.

Anoche en un comunicado, el funcionario pidió "precaución para garantizar que los datos son correctos" y reclamó a los medios a utilizar las cifras oficiales.

"A menudo una sola víctima se registra (en fuentes extraoficiales) como más de una", remarcó Sutopo al explicar que en algunos casos se utiliza el nombre, el apellido y el apodo de manera separada.

Además, Gestión de Desastres sitúa en 1.467 las personas que han tenido que ser hospitalizadas a causa de las heridas, al tiempo, que indicó que otras 156.000 personas han resultado desplazadas.

Los equipos de búsqueda y rescate continúan con sus trabajos para localizar víctimas o supervivientes bajo los escombros de las miles de casas derruidas.

Indonesia se asienta sobre el llamado Anillo de Fuego del Pacífico, una zona de gran actividad sísmica y volcánica en la que cada año se registran unos 7.000 terremotos, la mayoría moderados.