Agresión
Testigos del hecho
11 Sep 2020 01:02 PM

UE pide investigación y justicia en caso Javier Ordóñez

Llama a mantener la paz y la calma, y que se genere confianza para evitar cualquier escalada adicional de violencia.
Daniela
Henao Cardozo
@CHenaodaniela

Desde Bruselas, el Alto Representante de la Unión Europea (UE)  para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, emitió un comunicado en el que acompaña a las familias de Javier Ordóñez, que murió tras ser agredido por la policía, y de las al menos 12 personas que murieron en las últimas horas en Colombia en medio de violentas manifestaciones que se desataron tras la muerte de Ordóñez. 

Borrell consideró que "todo uso excesivo de la fuerza, por parte de responsables de la protección de la ciudadanía debe ser investigado a fondo y con prontitud; los perpetradores llevados ante la justicia, y las medidas institucionales tomadas para evitar cualquier repetición de conformidad con la Constitución colombiana y los estándares internacionales". 

Lea aquí: Se revela necropsia a Javier Ordóñez: tenía nueve fracturas en el cráneo

Entre tanto, respecto a las manifestaciones, la UE señala que "el derecho a la protesta pacífica es esencial para cualquier democracia y comienza con un rechazo inequívoco a cualquier acto de vandalismo y violencia destinado a generar miedo y desorden", dice Borrell. 

La UE hizo un llamado a mantener la paz y la calma, y que se genere confianza para evitar cualquier escalada adicional de violencia en el país. 

Horas antes se había pronunciado la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en el que consideró que "el uso de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad del Estado debe seguir los principios de legalidad, necesidad, razonabilidad y proporcionalidad, poniendo en el centro la protección de los derechos de todas las personas". 

Lea además: Javier Ordóñez no murió por descargas eléctricas sino por brutal golpiza en CAI: Secretario de Gobierno

El mensaje final de la CIDH "recuerda al Estado su deber de garantizar el derecho a la vida, integridad y libertad de manifestación"; asimismo resaltó que los "actos aislados de violencia, no convierten en una amenaza al orden público, al movimiento social que ejerce sus derechos de libertad de expresión, reunión y asociación".