Manifestaciones en Chile
AFP
26 Oct 2019 10:47 AM

Tras fuertes protestas, se levanta toque de queda en Santiago de Chile

A través de un comunicado las Fuerzas Armadas anunciaron que el país vuelve lentamente a la normalidad
Johana Rodríguez
Johana
Rodríguez
@joharodri4

Las Fuerzas Armadas de Chile anunciaron el levantamiento del toque de queda que regía desde el sábado pasado en la ciudad de Santiago, que empieza a volver a la normalidad tras un estallido social sin precedentes.

"Se ha evaluado que las actuales condiciones permiten resolver que NO habrá Toque de Queda en la RM (región metropolitana) a partir de este momento", dijo el Ejército en un comunicado.

Lea también: Piñera dice haber "escuchado el mensaje" de marchas multitudinarias en Chile

Según las autoridades la medida también se levanta en las zonas de Valparaíso, Coquimbo, Concepción y Los Lagos.

A través de un comunicado las autoridades chilenas informaron que la decisión se da por los índices de normalidad “tanto en el funcionamiento de la ciudad, como en la vida de los habitantes, logrado gracias a la contribución de todos los ciudadanos”.

El presidente Sebastián Piñera aseguró que escuchó el clamor de los manifestantes y expresó su deseo de "terminar el estado de emergencia lo antes posible,  “hemos visto un mensaje que estaba muy presente en el alma de los chilenos, ya que lo han expresado con una elocuencia que nos ha llegado a todos. La marcha de ayer fue un fuerte mensaje. Un mensaje de una inmensa mayoría de chilenos que pide un Chile más justo, más solidario. Todos escuchamos ese mensaje. Todos hemos cambiado y estamos con una nueva actitud".

Según medios locales, las marchas habían dejado un saldo de por lo menos 19 personas muertas en el marco de las protestas contra el Gobierno Piñera, quien ha sido señalado por el uso excesivo de la fuerza

Casi un millón de personas coparon el viernes todas las avenidas hacia una céntrica plaza de Santiago, exigiendo reformas de un sistema económico que consideran desigual y coreando lemas contra el Gobierno por afrontar con militares el peor estallido social en Chile en tres décadas.