El Parlamento Europeo, en Estrasburgo (Francia)
El Parlamento Europeo, en Estrasburgo (Francia)
AFP
27 Mayo 2019 06:37 AM

Tras elecciones, así quedaron las fuerzas en el Parlamento Europeo

El Viejo Continente fue a comicios de cara a la asignación de cargos en las instituciones europeas. 

El Partido Popular Europeo (PPE) seguirá siendo la mayor fuerza en el Parlamento Europeo tras lograr 182 escaños en las elecciones de este domingo, seguidos de la Alianza de Socialistas y Demócratas (S&D), que obtuvo 147 diputados, según la última actualización de los resultados oficiales de la Eurocámara.

Populares y socialdemócratas suman juntos 329 escaños, muy lejos de la mayoría de 376 (de un total de 751 asientos) que tradicionalmente les había permitido mantener una gran coalición para repartirse los principales cargos en las instituciones europeas y para la que ahora requerirán apoyo de otros partidos. En comparación con 2014, los populares pierden 34 escaños y los socialdemócratas 38.

El grupo liberal seguirá siendo la tercera fuerza en el Parlamento con 109 eurodiputados, pero más cerca de socialistas y populares que en 2014 gracias a sus 40 escaños adicionales frente a 2014, y al cuarto puesto ascienden los Verdes, que logran 69 escaños, 17 más.

A continuación, se sitúan los tres grupos euroescépticos de la Eurocámara saliente: el grupo de los Conservadores y Reformistas (ERC), con 59 escaños (-18); el grupo Europa de las Naciones y La Libertad (ENF), con 58 (+22); y el grupo Europa de la Libertad y la Democracia Directa (EFDD), con 54 (+12).

Juntos concentran un total de 171 escaños, una suma insuficiente para bloquear votos en la Eurocámara, como se temía ante los datos de las encuestas. Además, es poco probable que se unan en un único grupo como había promovido el ultraderechista italiano Matteo Salvini.

Lea también: Europeos decidieron su futuro en comicios marcados por euroescépticos

Por último, la Izquierda logró 38 escaños, 14 menos que en 2014. Hasta 29 eurodiputados quedaron incluidos en la categoría de Otros en el reparto de escaños al no haberse unido a ningún grupo que existe en la actualidad, y anunciarán sus adhesiones y alianzas en las próximas semanas.

Brexit 

El Partido del Brexit del eurófobo Nigel Farage logró un triunfo arrollador en los comicios europeos en el Reino Unido frente a los batacazos de conservadores y laboristas, a falta de conocerse los resultados de Escocia e Irlanda del Norte. Con una participación del 36,2 %, de las 12 áreas electorales escrutadas -9 en Inglaterra y las otras tres en Escocia, Gales e Irlanda del Norte- la formación de Farage se impuso con 28 eurodiputados -de un total de 73- y el 28 % de los votos en todas, a excepción de Londres y -según las proyecciones- Escocia.

En cambio, los "tories", profundamente divididos y en busca de reemplazo para su primera ministra, Theresa May, que dimitirá el 7 de junio, quedaron relegados al quinto lugar con apenas un 9,1 % de los votos. Con el "brexit" sin un rumbo claro, el Partido Conservador obtuvo apenas 3 eurodiputados -perdiendo 15- y, con 1.510.874 votos, para posicionarse por debajo de los Verdes, que ganaron 7 escaños -con el 4 % del respaldo.

Otro triunfador de estos comicios fue el Partido Liberal Demócrata, de vocación totalmente pro europea, que enderezó los aciagos resultados de 2014 para posicionarse en segundo lugar con el 20 % del voto. Con un mensaje claramente europeísta, los liberaldemócratas tiene ahora 15 eurodiputados -sumaron 14-, un fuerte contraste frente al castigo ciudadano que sufrieron en 2014 cuando se quedaron con apenas un escaño en el Parlamento europeo, castigados por su pacto con los "tories" para formar un Gobierno de coalición.

En Londres -donde dominan los apoyos a la permanencia en la UE-, los Liberal Demócratas se proclamaron ganadores con tres eurodiputados, seguidos de los Laboristas y del Partido del Brexit -con dos cada uno-. La nueva formación política Change UK -compuesta por exdiputados laboristas y conservadores- no logró, en cambio, ni un solo escaño en estas elecciones.

Otro gran derrotado fue el Partido Laborista de Jeremy Corbyn, en tercer lugar con 10 eurodiputados -tras perder 8- y que, a falta de las dos áreas regionales que quedan por escrutar, podría terminar con menos del 15 % de los votos, un resultado humillante para esa formación. Ante la apabullante victoria del Partido del Brexit, Nigel Farage afirmó hoy que "los Laboristas y los conservadores podrían aprender una gran lección esta noche" y avisó de que su partido ambiciona "ser parte del equipo negociador del Brexit".

Lea también: El PSOE de Sánchez gana las elecciones europeas en España

"Si no abandonamos la UE el 31 de octubre, los resultados de esta noche se repetirán en unas elecciones generales", vaticinó el político. En esta línea se expresó también el presidente de ese grupo y recién elegido eurodiputado, Richard Tice, para quien el contundente resultado revela que millones de ciudadanos abogan por una salida del bloque comunitario "sin acuerdo". Y dijo: "Necesitamos un liderazgo sólido y valiente y necesitamos que los eurodiputados del Partido del Brexit desempeñen un papel significativo en las negociaciones (con Bruselas)".

Con un país varado en una preocupante crisis política, agravada tras el anuncio de dimisión de May, los analistas perciben el triunfo de ese grupo político -que se beneficia del voto de castigo a los tories- como señal inequívoca de la voluntad ciudadana de desligarse de la Unión Europea.

En Escocia, donde todavía no se conocen los resultados definitivos pero donde las proyecciones dan ganador al Partido Nacionalista Escocés (SNP), la ministra principal, Nicola Sturgeon, se congratuló de haber obtenido "una victoria histórica", con la que esa región "rechaza de nuevo el brexit".

Irónicamente, el Reino Unido, en pleno proceso para abandonar la UE, se vio obligado a participar en este proceso electoral al haber sido pospuesta la fecha límite para la salida al 31 de octubre. No obstante, cuando el Reino Unido se desligue definitivamente del bloque, los 73 escaños de este país en el Parlamento europeo deberán repartirse entre otros países. Hasta que eso ocurra, los eurodiputados británicos deberán ocupar sus escaños.