Supuesto ataque con armas químicas en Duma (Siria) quedó en manos de la Opaq

Foto: Ciudadanos asistidos en Duma (Siria) tras el supuesto ataque químico / AFP

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas investiga si es cierto que fuerzas leales al dictador sirio, Bachar al Asad, perpetraron así la muerte de 42 civiles.

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) mostró su preocupación por el presunto ataque con armas químicas el pasado sábado en la ciudad siria de Duma y aseguró que su equipo está investigando lo ocurrido. “El Centro de Situación de la OPAQ ha estado monitoreando de cerca el incidente e hizo un análisis preliminar de los informes del supuesto uso de armas químicas, inmediatamente después de su emisión”, aseguró este organismo en un comunicado.

La misión de investigación de la OPAQ está “recopilando” más información de “todas las fuentes disponibles”, advirtió, para determinar si se utilizaron armas químicas contra civiles en Duma, en las afueras de Damasco. La misión presentará sus conclusiones a los Estados parte, aunque la OPAQ, con sede en La Haya, no especificó cuándo tiene intención de hacerlo.

La Defensa Civil Siria, también conocida como los “cascos blancos”, y la ONG Sociedad Médica Siria Americana denunciaron que las fuerzas leales al dictador sirio, Bachar al Asad, perpetraron el sábado un ataque químico en Duma que causó la muerte de al menos 42 civiles e hirió a otros 500.

Tanto las autoridades sirias como Rusia han negado de manera rotunda el uso de armas químicas en los bombardeos de Duma y ninguna otra fuente independiente lo ha confirmado. La ciudad de Duma es la última de la región de Guta Oriental que aún está bajo el control de los rebeldes, después de que las fuerzas gubernamentales hayan conseguido hacerse con la mayor parte de esa zona de las afueras de Damasco tras lanzar una ofensiva en febrero.

Evacuación de Duma

La evacuación de combatientes islamistas y civiles de la ciudad siria de Duma, en las afueras de Damasco y controlada por el grupo el Ejército del Islam, comenzó hoy, en aplicación del acuerdo logrado entre esta facción y Rusia, aliada del Gobierno sirio.

La televisión oficial siria informó de que al menos 31 autobuses con milicianos y civiles salieron de Duma por el paso del campo de refugiados palestinos de Al Wafidín, que conecta esta urbe con las partes bajo el dominio de las autoridades en la región de Guta Oriental.

Los vehículos se han estacionado en la carretera que conduce al norte de Siria a la espera de que salgan más autobuses con evacuados de Duma para partir hacia zonas del noreste de la provincia septentrional de Alepo, en manos de rebeldes sirios apoyados por Turquía. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos confirmó la salida de 26 autobuses de Duma a través de Al Wafidín hacia partes en poder de las autoridades en Guta Oriental, como preludio de su partida en las próximas horas hacia el norte sirio.

Esta evacuación, que en la práctica supone una rendición del Ejército del Islam, fue acordada ayer entre este grupo y Rusia, después de que las fuerzas gubernamentales sirias reanudaran su ofensiva en Duma el viernes ante el estancamiento de las negociaciones para hallar una salida a la situación.

Un primer grupo de combatientes y civiles abandonaron ayer la localidad a bordo de autobuses. Durante el fin de semana ha habido denuncias de un supuesto ataque químico en Duma. La Sociedad Médica Siria Americana (SAMS, en sus siglas en inglés) y la Defensa Civil Siria, ambas organizaciones apoyadas por EEUU, aseguraron que al menos 42 personas fallecieron el sábado con síntomas de haber sufrido un ataque químico.

Ninguna otra fuente ha confirmado que se tratara de un bombardeo con sustancias químicas y tanto Rusia como Damasco han negado que utilizara este tipo de armamento en Duma y han culpado al Ejército del Islam. Duma es el último reducto insurgente que queda en Guta Oriental, antiguamente el principal bastión opositor de las afueras damascenas, donde las autoridades sirias iniciaron en febrero una ofensiva, en la que han tomado casi todo su control.