19 Abr 2016 10:14 PM

Se elevan a nueve las víctimas mortales colombianas tras sismo en Ecuador

La Cancillería de Colombia inició el proceso de repatriación de los colombianos que murieron en Ecuador tras el fuerte terremoto.
La Unidad Nacional de Gestión del Riesgo y la Cancillería colombiana gestionaron la repatriación de los restos de tres de las nueve víctimas mortales colombianas que dejó el fuerte sismo en Ecuador y que, hasta el momento, deja como saldo más de 400 personas fallecidas.
 
Los cuerpos de estas personas serán trasladados en un avión de la Fuerza Aérea Colombiana, mientras que cuatro connacionales serán velados en el país vecino.
 
Sobre la octava víctima, aún sus familiares no deciden qué van a hacer.
 
También serán repatriados sus familiares y algunos colombianos que han solicitado asistencia de retorno al país que, en principio, serían alrededor de 20 personas.
 
Entretanto, las aerolíneas de Avianca y Viva Colombia han manifestado su intención de contribuir para acelerar el proceso de repatriación de quienes quieran devolverse al país.
 
1.700 personas siguen desaparecidas
 
Tres días después del devastador sismo que dejó 480 muertos en Ecuador, otros 1.700 seguían desaparecidos este martes, generando rabia e impotencia entre los sobrevivientes por la lentitud de los rescates a pesar de la movilización internacional.
 
En la costa del Pacífico, golpeada la noche del sábado por un terremoto de magnitud 7,8, el peor en 40 años, más de 900 socorristas, bomberos, médicos y especialistas de 20 países, entre ellos Colombia, Chile, México, Venezuela y España, continuaban buscando sin descanso personas atrapadas entre los escombros.
 
"54 personas han sido rescatadas con vida. Todo el esfuerzo ha valido de pena", dijo el presidente Rafael Correa, durante un recorrido por la devastada región.
 
Sin embargo, las víctimas se desesperaban por la demora en la remoción de restos mientras el olor de los cuerpos en descomposición se vuelve más intenso.
 
"El rescate ha sido muy lento y se han perdido vidas valiosas. Nosotros, los familiares, hemos estado aquí desde el sábado por la noche", exclamó Pedro Merro, cerca del mercado municipal de Manta, una ciudad de 250.000 habitantes muy afectada por la catástrofe.
 
Luis Felipe Navarro, propietario de un edificio en ruinas, está convencido de que aún hay personas vivas en el amasijo de hormigón y acero. "He recibido mensajes a mi teléfono. Me dicen que hay diez en una especie de cavidad. Pero los equipos de rescate no me escuchan".
 
Según los últimos balances oficiales, al menos 480 personas murieron, otras 4.605 están heridas y unas 1.700 siguen desaparecidas tras el violento terremoto. "Tenemos 2.000 registros de personas que están siendo buscadas, pero ya hemos encontrado a 300", informó a periodistas el viceministro del Interior, Diego Fuentes.
 
Ciudadanos británicos, dominicanos, colombianos, canadienses y cubanos se encuentran entre los fallecidos, según la cancillería, cuya línea telefónica abierta las 24 horas ha recibido unas 1.700 llamadas diarias de quienes buscan a sus seres queridos.
Fuente
Sistema Integrado Digital