Adélio Bispo de Oliveira, el agresor, y Jair Bolsonaro justo cuando era apuñalado
Adélio Bispo de Oliveira, el agresor, y Jair Bolsonaro justo cuando era apuñalado
Foto de un video de Youtube y de AFP, respectivamente
7 Sep 2018 11:26 AM

¿Qué motivó a Adelio Bispo a apuñalar al candidato Jair Bolsonaro en plena multitud?

Bolsonaro, con un largo historial de declaraciones machistas, homófobas y racistas, lidera la intención de voto en Brasil. 
Alfonso
Alfonso
Rico Torres
@AlfonsoRicoT

Adélio Bispo de Oliveira, de 40 años de edad, es el autor confeso del atentado contra el candidato presidencial brasileño, Jair Bolsonaro, a quien apuñaló en el abdomen durante un mitin de campaña en el municipio de Juiz de Fora, en el estado de Minas Gerais.

Natural de Montes Claros, a unos 700 kilómetros de donde se produjo el ataque, Bispo de Oliveira se encuentra detenido en la sede de la Policía Federal de Juiz de Fora, mientras las autoridades intentan esclarecer el motivo del intento de homicidio. Según confirmaron a Efe fuentes de la Policía Militarizada, De Oliveira tenía educación superior y parecía "mentalmente pleno y totalmente consciente de aquel acto, que parece que fue premeditado".

"Dijo inicialmente que no simpatizaba con Bolsonaro, pero con el transcurso de las investigaciones, probablemente, debe pasar más informaciones", señalaron las citadas fuentes. No obstante, el presidente de la Federación Nacional de los Policías Federales de Brasil, Luis Boudens, dijo a Efe que en el momento de su arresto De Oliveira "presentó un aspecto de un problema psicológico, e incluso llegó a decir, según testimonios que presenciaron los hechos, que la tarea era una misión divina". De Oliveira tiene antecedentes penales, pues en 2013 se le abrió expediente por "lesiones corporales" contra otras personas.

Un perfil de Facebook en nombre del autor confeso y cuyas fotos se identifican con la divulgada por la autoridades contiene varias publicaciones contra Bolsonaro, críticas a la Masonería y relatos de supuestas conspiraciones. El pasado 2 de agosto, compartió un video del presidente venezolano, Nicolás Maduro, y escribió: "Eso es ser comunista, eso es comunismo, pero para la derecha masónica es un crimen pasivo de fusilamiento". También indicó haber frecuentado recientemente una escuela de tiro en Florianópolis, ciudad en el sureño estado de Santa Catarina.

Según medios locales, De Oliveira estuvo afiliado en el Partido Socialismo y Libertad (PSOL) entre 2007 y 2014. El ataque se produjo en la tarde de este jueves mientras el candidato, un nostálgico de la última dictadura militar que imperó en Brasil entre 1964 y 1985 y firme defensor de la liberación de armas, era llevado a hombros por uno de sus simpatizantes.

El candidato se encuentra en cuidados intensivos tras pasar por una cirugía, pues el golpe le alcanzó el intestino delgado y el colon, según informó el hospital donde está internado. Fuentes de la Policía Militarizada señalaron que de Oliveira llevaba el arma blanca con la que acuchilló al aspirante presidencial "envuelta en una camisa" y se "fue aproximando hasta que tuvo la oportunidad y le alcanzó".

La Policía Federal intenta ahora trazar un perfil psicológico del agresor. "Se está buscando la motivación, si hay un problema psicológico o si hay una motivación ideológica, todo eso ya está siendo investigado", añadió Boudens.

Bolsonaro, con un largo historial de declaraciones machistas, homófobas y racistas, lidera los sondeos de opinión con un 22 % de los apoyos de cara a las elecciones del próximo 7 octubre, eso en un escenario sin el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, preso por corrupción y cuya candidatura ha sido vetada por la Justicia.

Jair Bolsonaro habló desde la clínica

El ultraderechista Jair Bolsonaro, líder en los sondeos para las elecciones presidenciales de octubre en Brasil y que el jueves fue acuchillado durante un mitin electoral, afirmó en un video para sus seguidores que se preparaba para un ataque porque sabía de los riesgos que corría.

"Yo me preparaba para un momento como este porque uno corre riesgos. Pero, de vez en cuando, uno lo duda. ¿Será que el ser humano es tan malo así?", afirmó el candidato en un video que grabó en la madrugada desde la cama del hospital en que está ingresado y en el que habla con dificultades pero consciente y lúcido.

Pese a ser consciente del riesgo, el equipo que coordina su seguridad admitió que el capitán de la reserva del Ejército brasileño no usaba chaleco antibalas durante el mitin en el que participó el jueves en Juiz de Fora, la segunda mayor ciudad del estado de Minas Gerais, y en el que fue atacado.

El video fue grabado y transmitido por diferentes redes sociales por el senador y pastor evangélico Magno Malta, uno de sus más fieles seguidores, y en las imágenes se ve a Bolsonaro acostado, con dificultades para hablar o moverse y acompañado por sus familiares. "Nunca le hice mal a nadie", agregó el candidato en el mensaje, en una aparente respuesta a quienes atribuyeron el ataque a los discursos en los que el político defiende la liberación de la venta de armas en Brasil y hasta "fusilar" a sus adversarios.

Bolsonaro, al que una única cuchillada en el abdomen le provocó una grave hemorragia en una vena, tres heridas en el intestino delgado y una lesión en el colon, relató que tan sólo sintió algo como un "golpe". "Pero el dolor era insoportable y parecía que había algo más grave ocurriendo", agregó el diputado, que agradeció a los médicos que lo atendieron y que impidieron que algo peor ocurriese.

En otro video, su hijo, el también diputado Eduardo Bolsonaro, aseguró que el cuchillo le penetró por 12 centímetros y que "es un milagro que esté vivo". "Si demorase otros cinco minutos en llegar al hospital, habría muerto", agregó. El polémico candidato fue trasladado este viernes en un avión particular a Sao Paulo, en donde será ingresado en el hospital Albert Einstein, uno de los más prestigiosos de América Latina, informó el Hospital Santa Casa de la Misericordia de Juiz de Fora.

Los médicos dijeron que tendrá que permanecer hospitalizado al menos una semana y que después podrá continuar normalmente con su agenda de campaña, aunque tendrá que regresar al hospital en uno o dos meses para revertir la colostomía a la que fue sometido debido a que la herida en el colon le provocó una contaminación por heces. La Policía detuvo a un hombre identificado como Adelio Bispo de Oliveira, de 40 años, al que un grupo intentaba linchar tras acusarlo del ataque y que confesó ser autor del ataque.

Bispo de Oliveira, que llegó a estar afiliado por unos años a un partido izquierdista, publicó en los últimos meses en las redes sociales mensajes criticando la situación del país y a los políticos en general, incluyendo a Bolsonaro. El político ultraderechista es uno de los candidatos más polémicos en la actual disputa electoral debido a que es un defensor de la última dictadura militar en Brasil (1964-1985); ha generado diversas protestas por sus insistentes declaraciones machistas, racistas y homófobas, y enfrenta procesos judiciales por discriminación e incitación a la violación.

El candidato del Partido Social Liberal (PSL) lidera los sondeos de opinión con un 22 % de los apoyos de cara a las elecciones del próximo 7 octubre, en un escenario sin el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, preso por corrupción y cuya candidatura ha sido vetada por la Justicia. 

Fuente
EFE