7 Sep 2016 07:27 AM

Parlamento panameño aprueba ley de retorsión contra discriminación extranjera

El Parlamento de Panamá aprobó un proyecto de ley que establece las medidas con las que puede responder el país en el caso de restricciones discriminatorias extranjeras que lo afecten.
En el documento, propuesto por el Gobierno, se reestructuran medidas de retorsión y se establecen el análisis y la revisión del cumplimiento de tratados ratificados, entre otras disposiciones para "la defensa de los intereses económicos y comerciales internacionales de Panamá", informó la Asamblea Nacional (AN)
 
La ley incluye la creación de la "Lista de Estados que Discriminan Contra Panamá", que sería administrada, publicada y actualizada por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).
 
El listado es para distinguir a los países que incurran en prácticas discriminatoria o que impliquen una lesión a los intereses económicos o comerciales de la nación, informó la Presidencia en agosto, cuando anunció el proyecto.
 
El instrumento permitiría tomar contra los Estados seleccionados medidas tributarias, como la creación de impuestos a dividendos, remesas al exterior u otra clase de rentas producidas en Panamá por personas naturales o jurídicas de esos países.
 
También, considera acciones migratorias y laborales en perjuicio de los nacionales de las jurisdicciones listadas.
 
Entre las opciones que presentó el Gobierno se encuentran también la restricción o suspensión a personas naturales o jurídicas originarias del Estado sancionado en procesos de contratación pública u otorgamiento de concesiones, permisos o autorizaciones.
 
Además, se considera la restricción o suspensión del transporte terrestre, aéreo y marítimo de carga y de pasajeros; así como el movimiento de cargas peligrosas, para lo que se tomará en cuenta inclusive el puerto de origen y destino de lo transportado.
 
El Proyecto de Ley No. 370, que subroga la Ley 58 de 2002, fue aprobado en tercer y último debate por el pleno de la AN, después de que el Consejo de Ministros lo avalara, el pasado 2 de agosto.
 
Ese mismo día, el Gobierno panameño repudió que Colombia extendiera la vigencia de los aranceles sobre los textiles y calzados reexportados por la zona franca panameña de Colón, pese a que un fallo de la Organización Mundial de Comercio (OMC) los declaró ilegales.
 
También, tras meses de amenazas, emitió un decreto con vigencia hasta diciembre próximo que aumentó la tasa de importación de productos que proceden generalmente de suelo colombiano, como flores, carbón mineral, cemento sin pulverizar y prendas de vestir.
 
Panamá reclama a Colombia levantar el cobro que aplica desde 2012 de un arancel de 10 % y un cargo de 5 dólares por cada contenedor a las reexportaciones de calzados y textiles de la panameña Zona Libre de Colón (ZLC).
Fuente
Sistema Integrado Digital