000_QB16L.jpg
Óscar Pérez / AFP
19 Ene 2018 04:07 PM

Óscar Pérez murió por disparo en la cabeza y aviva denuncia de ajusticiamiento

Pérez, de 36 años, fue declarado como “el criminal más buscado” de Venezuela tras comandar el pasado 27 de junio un ataque a edificios gubernamentales desde un helicóptero.
La
Fm

El Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses de Caracas entregó este viernes las actas de defunción de todos los sublevados contra el gobierno de Nicolás Maduro.

Lea aquí: Iglesia venezolana tilda de “horrible masacre” operativo contra piloto rebelde

Según el dictamen, la causa de la muerte de Óscar Pérez, líder de los rebeldes, fue “traumatismo cráneo-encefálico severo” por una “herida por arma de fuego disparada a la cabeza”.

El resto de los seis cuerpos de los compañeros de Pérez presentaron características similares, incluyendo el de una mujer que se encontraba en la vivienda donde se generaron los hechos el pasado lunes 15 de enero, quien era la novia de uno de los sublevados.

Uno de los cadáveres presentó un impacto de bala en la nuca, específicamente en la “tercera vértebra cervical”.

Al conocerse esta información crecieron las críticas por el caso que desde la oposición se ha manejado como la “Masacre de el Junquito” y que también ha generado la reacción de la Iglesia venezolana.

La Iglesia Católica venezolana calificó de “horrible masacre” el operativo policial y militar en el que fue abatido el piloto Pérez, protagonista de sonadas acciones contra el gobierno de Nicolás Maduro.

En un comunicado la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) “denuncia la horrible masacre evidenciada” en “ejecuciones extrajudiciales y muertes de civiles“.

En la operación del pasado lunes murieron Pérez y seis de sus hombres, así como dos agentes de la policía.

“Existen evidencias que requieren ser investigadas y explicadas razonablemente a los familiares y a toda la comunidad venezolana“, subrayó la CEV.

Entre ellas -añade- “la falta de resolución pacífica de conflicto frente a (…) la solicitud de entrega, ausencia de fiscales en el procedimiento y utilización de grupos civiles armados“.