23 Ene 2016 12:48 PM

N.York analiza posibilidad de prohibir el tráfico de vehículos por tormenta

Las autoridades de Nueva York anunciaron que están considerando la posibilidad de prohibir todo el tráfico de vehículos en la ciudad por la tormenta de nieve de este sábado, una de las peores en la historia reciente.
El anuncio lo hizo el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, en una rueda de prensa que ofreció para dar detalles sobre el temporal, que comenzó a afectar este sábado a la ciudad, como parte de la tormenta que afecta al noreste de Estados Unidos.
 
De Blasio dijo que se está analizando "seriamente" la posibilidad de impedir la circulación de vehículos en todas las calles de la ciudad teniendo en cuenta la cantidad de nieve que está cayendo, y dijo que la decisión final se conocerá en las próximas horas.
 
El alcalde de la mayor ciudad de Estados Unidos, que estaba acompañado por otras autoridades de la Alcaldía, reiteró el llamado a los ciudadanos que ha venido haciendo desde el jueves para evitar salir de casa si no es absolutamente necesario.
 
"Es imperativo que la gente se quede fuera de las vías", afirmó De Blasio. "Esta es una situación de emergencia", insistió.
 
Según dijo, el pronóstico oficial indica que la nieve que caerá a lo largo del día superará el medio metro, y existe el riesgo de que llegue hasta los 75 centímetros.
 
Teniendo en cuenta las dimensiones del temporal, dijo que la de este sábado es una de las cinco tormentas de nieve más graves que sufre la ciudad desde que se tienen registros, en 1869.
 
La nieve está cayendo a un ritmo de entre 2,5 y 5 centímetros por hora, con una intensidad que se está intensificando cerca de este mediodía.
 
El tráfico en Nueva York es muy limitado. Los pocos vehículos que circulan comparten las calles con las máquinas quitanieves.
 
Previamente, el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció que el servicio de autobuses públicos en la ciudad quedará interrumpido desde este mediodía (17.00 GMT).
 
Sin embargo, el metro de Nueva York, el transporte público que usan a diario unos seis millones de personas, sigue funcionando, aunque con retrasos, pero De Blasio no descartó que también pueda quedar suspendido.
 
Los autobuses y el metro de Nueva York dependen del Gobierno del estado. De Blasio consideró como "concebible" la posibilidad de que se acuerde el cierre del metro suburbano.
 
En caso de que se apruebe la prohibición del tráfico en la ciudad, y que se dejen las calles solo para los vehículos de emergencia, el anuncio se hará con la suficiente anticipación, con un par de horas, dijo de Blasio.
 
El alcalde añadió que hasta las 10.00 hora local (15.00 GMT), en Central Park, un punto que se toma como referencia en Nueva York, habían caído ya 30 centímetros de nieve.
 
Existe una alerta por el temporal que está vigente hasta la mañana del domingo.
 
El 27 de enero del año pasado Nueva York quedó prácticamente paralizada por una fuerte tormenta de nieve que obligó a las autoridades a prohibir el tráfico, interrumpir el servicio público de transporte y permitir solo la circulación de vehículos de emergencia.
 
Esa decisión, que afectó también al metro suburbano, fue muy criticada por los medios de comunicación porque pudo ser exagerada, aunque las autoridades la justificaron teniendo en cuenta los pronósticos meteorológicos.
 
Los estados de Nueva York y el vecino de Nueva Jersey están en estado de emergencia, lo que permite a las autoridades la posibilidad de cortar vías y les da poderes especiales para atender emergencias.
 
Cuomo, en una rueda de prensa anterior, dijo que todas las carreteras del estado están abiertas, pero dijo que muchas de ellas son "extremadamente peligrosas", y también reiteró sus llamamientos para que la gente se quede en casa.
Fuente
Sistema Integrado Digital