Conflicto en Siria
Foto: AFP
27 Dic 2019 01:27 PM

Más de 235.000 desplazados por últimos combates en Siria

Los bombardeos del gobierno sirio y ruso, han provocado nuevos desplazamientos forzados entre el 12 y el 25 de diciembre.
Daniela
Henao Cardozo
@CHenaodaniela

Más de 235.000 personas huyeron de la región de Idlib, al noroeste de Siria, en las últimas dos semanas, debido a la intensificación de los bombardeos del régimen y de su aliado ruso contra este último bastión rebelde, informó la ONU este viernes.

Los desplazamientos forzados, registrados entre el 12 y el 25 de diciembre, dejaron "casi vacía" la ciudad de Maaret al Numan, escenario de violentos combates, dijo la ONU en un comunicado.

Desde mediados de diciembre, las fuerzas del régimen sirio, apoyadas por la aviación rusa, intensificaron su asalto contra los yihadistas y rebeldes y los combates por tierra en la región de Idlib, pese a un alto el fuego anunciado en agosto.

La mayoría de los desplazados huyeron hacia el norte, a las ciudades de Ariha, Saraqeb e Idlib, o a campos de desplazados superpoblados a lo largo de la frontera con Turquía, y algunos se dirigen a zonas controladas por rebeldes proturcos al norte de Alepo, precisó la ONU.

Algunas de las personas que salieron de Maaret al Numan hacia Saraqeb "huyen de nuevo más al norte, anticipando una intensificación de los combates" en esta zona, según la misma fuente.

Lea aquí: Rusia impugna formalmente su exclusión del deporte internacional

El régimen, que controla ahora más del 70% del territorio sirio, mostró reiteradamente su intención de reconquistar Idlib.

Damasco y Moscú lanzaron en esta región una gran ofensiva entre abril y agosto, que provocó la muerte de 1.000 civiles, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), y la huida de 400.000 personas, según la ONU.

Cerca de tres millones de personas viven en la región de Idlib, compuesta de la provincia del mismo nombre y de segmentos de las provincias vecinas de Alepo y Latakia. Está dominada por los yihadistas del grupo Hayat Tahrir al Sham (HTS).

El martes, Turquía pidió un nuevo alto el fuego y llamó a una desescalada en esta guerra en Siria que, desde que inició en 2011, ha dejado más de 370.000 muertos y millones de desplazados y refugiados.