Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, el 22 de marzo de 2018 en Caracas
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, el 22 de marzo de 2018 en Caracas
Foto de AFP
29 Nov 2018 07:41 PM

Maduro incrementa nuevamente el salario mínimo en Venezuela

El valor del salario quedó en 4.500 bolívares.
David Aponte
David
Aponte Caballero
@apontecaballero

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, incrementó en 2,5 veces el valor del salario mínimo, que aplica para la mayoría de los trabajadores públicos, y lo ubicó en 4.500 bolívares.

Así pues, el salario venezolano es de un poco más de 52 dólares por mes, según la tasa de cambio oficial. "El valor del salario mínimo y las pensiones será de 4.500 bolívares", dijo Maduro en una alocución transmitida en cadena obligatoria de radio y televisión.

Lea también: ¿A cuánto equivale en Colombia el nuevo salario mínimo de los venezolanos?

El incremento es parte de los "factores de corrección" que introduce el gobernante venezolano a su programa de "recuperación económica" que cumplió 100 días desde su implementación.

Los mismos 4.500 bolívares, que se cambian por menos de 10 dólares en el mercado paralelo e ilegal, según las leyes que rigen el férreo control cambiario que existe en el país desde 2003, aplican para todos los pensionados venezolanos y las llamadas "tablas salariales" de los empleados públicos.

Maduro añadió que las bonificaciones de fin de año, así como millones de otras que reparte su Gobierno en ayudas sociales cada mes, se ven igualmente afectadas por el aumento.También entregará a los inscritos en el carné de la patria, un censo paralelo que la oposición denuncia como un intento por controlar a los venezolanos, un "bono único" de 2.000 bolívares o 23,10 dólares.

El salario mínimo venezolano equivale a medio petro, unidad al que está anclado. El petro nació a finales de 2017 como un criptoactivo, pero que de momento se transa como un certificado de ahorros. En agosto pasado, cuando Maduro anunció su paquete económico, indicó que el petro, que fue declarado como ilegal por el Parlamento y sancionado por el Gobierno de Estados Unidos, se fijaba en 3.600 bolívares.

Hoy lo elevó hasta los 9.000 bolívares, al tiempo que invitó a los venezolanos a invertir en este certificado.