Central nuclear de Bushehr, en Irán
Central nuclear de Bushehr, en Irán.
AFP
1 Sep 2020 02:33 PM

La UE, China y Rusia, unidas ante EE.UU. para salvar el acuerdo nuclear con Irán

Aplaudieron que Irán aceptara que inspectores internacionales visiten instalaciones nucleares sospechosas.
agenciaefe
Agencia
Efe

La UE, Rusia y China insistieron este martes en su determinación de mantener vivo el acuerdo nuclear con Irán, en otra muestra del aislamiento de Estados Unidos en su intento de reimponer sanciones a Teherán, algo que supondría la muerte de un pacto ya debilitado por el abandono de Washington y el incumplimiento iraní. 

Ese mensaje resume la reunión que celebró hoy la Comisión Conjunta que verifica el cumplimiento del JCPOA, como se conoce al acuerdo de 2015, en la que están Alemania, Francia, Reino Unido, Rusia, China e Irán, y que estuvo presidida por Helga Schmid, secretaria general del Servicio Exterior de la Unión Europea (UE). 

"Es importante ver que los participantes están unidos en su resolución para preservar el pacto iraní y encontrar una forma de asegurar la plena aplicación del acuerdo, pese a los actuales desafíos", resumió la propia Schmid en la red social Twitter. 

Lea aquí: Indultos a opositores en Venezuela: ONU y UE aplauden decisión

Rusia, mediante su embajador ante la ONU en Viena, Mijail Ulianov, coincidió en la idea al afirmar que la reunión mostró que los seis países que siguen en el acuerdo "están totalmente comprometidos" y determinados a hacer lo posible por conservarlo.

El mensaje más rotundo, sin embargo, llegó de China, el único país que compareció ante los medios tras las cinco horas que duró la reunión en el mismo lujoso hotel de Viena donde durante meses se negoció el histórico acuerdo.

"Haremos el máximo esfuerzo, en unidad con la comunidad internacional, para derrotar el intento de Estados Unidos de sabotear y matar al JCPOA", señaló Fu Cong, director de control de armas del Ministerio de Exteriores de China.

Desde que el presidente Donald Trump abandonara en 2018 el acuerdo, impulsado por su predecesor, Barack Obama, Estados Unidos ha ido elevando la presión contra Teherán, primero con sanciones unilaterales y, más recientemente, tratando de forzar que la ONU reimponga castigos internacionales.

A cambio de reducir el tamaño y el alcance de su programa nuclear, Irán vio cómo el acuerdo iba levantando progresivamente las sanciones impuestas por la comunidad internacional durante los años en los que se negó a colaborar para aclarar si sus experimentos tenían o no una finalidad militar.

En ese sentido, Fu recordó hoy que el pacto de 2015 incluye una doble ecuación: por un lado la exigencia de que Irán cumpla sus compromisos, pero también que reciba los beneficios económicos prometidos.

Tras la salida de Estados Unidos del pacto, Irán comenzó en 2019 a incumplir los límites impuestos por el acuerdo. 

"Animamos a Irán a que vuelvan al pleno cumplimiento", dijo Fu, quien recordó que Teherán ha asegurado que dará marcha atrás en sus violaciones tan pronto como se le garanticen los beneficios económicos bloqueados en parte por las sanciones estadounidenses.

En ese sentido, señaló que empresas rusas y chinas podrían unirse al Instex, el mecanismo diseñado por la UE para sortear las sanciones económicas estadounidenses.

El representante chino afirmó que todos los países del acuerdo coincidieron hoy en que Estados Unidos no tiene ninguna base legal para intentar activar el mecanismo previsto en el JCPOA para reimponer sanciones a Irán, si incumple sus compromisos.

De hecho, Fu calificó de "burla" a la legislación internacional al argumento de Washington de que, pese a haber denunciado el acuerdo, su nombre sigue apareciendo en el documento y tiene derecho a invocar la reimposición automática de todas las sanciones. 

La falta de consenso en el Consejo de Seguridad de la ONU ha bloqueado, de momento, esa pretensión de Washington, que el pasado día 14 sufrió una derrota diplomática al rechazar 13 de los 15 miembros de ese organismo su propuesta de prorrogar el embargo de armas a Irán que, en cumplimiento del JCPOA, expira en octubre.

De hecho, Fu opinó que esos recientes fracasos de Estados Unidos han hecho que el acuerdo sea ahora más sólido que hace unos meses.

También ha contribuido a eso, según Fu, el anuncio de Irán de que, tras meses de evasivas, aceptara la petición de que inspectores internacionales visiten dos instalaciones en las que se sospecha que se desarrollaron hace 15 años experimentos nucleares militares.

Teherán ha lanzado esa muestra de transparencia tras la visita al país la semana pasada de Rafael Grossi, director del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), la agencia de la ONU encargada de verificar el cumplimiento técnico del acuerdo. 

Le puede interesar: Suecia, la excepción en una Europa que obliga el uso de tapabocas

"Eso ha resuelto uno de los asuntos pendientes y ha eliminado uno de los potenciales puntos inflamables, y debería beneficiar al apoyo universal al JCPOA", afirmó Fu.

Respecto a si los países del pacto están a la espera del resultado de las elecciones presidenciales estadounidenses de noviembre (el candidato demócrata Joe Biden es favorable al pacto), Fu señaló que el JCPOA tiene el respaldo de la ONU y debería mantenerse independientemente de quien esté en la Casa Blanca.