063_9102243061.jpg
AFP
11 Feb 2018 08:15 AM

La campaña #MeToo se declina en un desfile en la NYFW

"Si conseguimos salir del silencio (...) no será una sola mujer, será ya un triunfo", dijo la empresaria y abogada Myriam Chalek.
La
Fm

Ocho modelos, todas víctimas de acoso o abuso sexual de una forma u otra, aprovecharon la Semana de la Moda de Nueva York para sumarse a la campaña #MeToo (#YoTambién), extendida en Estados Unidos.

Todo sucedió lejos de las luces de pasarelas más codiciadas de la ciudad, en un desfile celebrado en un espacio que prácticamente se ofrece gratis en un hotel asequible cerca de Times Square y en el que ninguna de las maniquís era famosa.

Se trataba más bien de un evento abiertamente político organizado por la abogada y empresaria Myriam Chalek, que se dio a conocer organizando presentaciones con personas a menudo marginadas, como enanos en un espectáculo de 2017 en Dubai o invidentes en la Semana de la Moda de París en 2016.

Si marcas como Tom Ford también han reivindicado esta semana el empoderamiento de las mujeres con la presentación de las carteras "Pussy Power", Chalek aseguró que este es el objetivo primordial de su espectáculo.

"Siento que cada mujer tiene algún tipo de responsabilidad para hacer algo y contribuir al cambio", dijo.

"Si estas diciendo que es la hora del cambio o que el tiempo se acabó, entonces haz algo al respecto".

La ropa no fue la estrella del espectáculo, aunque la abogada de 30 años afirmó que la combinación de pieles y cuero por un lado, con seda y tul por el otro, mostraban tanto la fuerza como la feminidad de las mujeres.

"La diferencia en este espectáculo de moda es que uno de los criterios (para las modelos) es haber sido víctimas de conductas sexuales inapropiadas", explicó.

 

Máscara de cerdo 

 

Después de salir a la pasarela ante aproximadamente 200 invitados, las ocho modelos tomaron el micrófono junto a un hombre completamente vestido de negro y con la cara cubierta con una máscara de cerdo.

En unos minutos, contaron sus historias, a menudo de años atrás, de cómo un amigo de la familia, un novio o un depredador en línea las habían acosado, agredido o incluso violado, y sus voces a menudo se rompieron.

"Estoy un poco conmocionada", confesó una, después de contar en detalle cómo fue violada por un hombre en una cita y no se atrevió a decirle nada a su madre durante varias semanas.

"Estar aquí y hablar sobre esto es muy importante... realmente lamento decir 'yo también', pero estoy muy contenta de que al fin hagamos algo al respecto", agregó, palabras que provocaron un sonoro aplauso.

Tras estas trágicas confesiones seguidas de un largo silencio, Chalek estimó que había alcanzado su objetivo.

Con información de AFP