Trochas de la Frontera entre Colombia y Venezuela
RCN RADIO
17 Jul 2020 04:04 PM

Gobierno de Maduro amenaza con cárcel a venezolanos que crucen por trochas

El propio Nicolás Maduro los llama “trocheros” y los considera responsables de llevar el coronavirus a Venezuela.
Saul
Noriega
@noriegasaul

Las autoridades de Venezuela le han “declarado la guerra” a los propios venezolanos que cruzan y siguen cruzando los pasos ilegales entre la extensa frontera con Colombia y que, según sus cálculos, ya son más de 30.000.

La última orden, aprobada por Nicolás Maduro, ha sido anunciada por el ministro de Relaciones Interiores, Néstor Reverol, quien dijo que todo aquel que sea capturado luego de pasar por las trochas, será señalado de incurrir en delitos de terrorismo y enfrentará hasta 12 años de prisión.

Le puede interesar: Álex Saab impugnó su extradición a EE.UU. desde Cabo Verde

“A estas personas les vamos a aplicar la Ley orgánica contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo”, enfatizó Reverol quien además señaló que serán llevados a una cárcel de máxima seguridad al sur de Venezuela, conocida como “El Dorado”.

Reverol también llamó a los venezolanos a denunciar la ubicación de aquellas personas que han llegado al país “por las trochas, por los caminos verdes y que vienen contagiados desde Colombia para seguir propagando el virus en Venezuela y crear un colapso en el sistema de salud”. 

 

El funcionario agregó, durante un acto por el Día del Policía en Venezuela, que le han “declarado la guerra a los trocheros para garantizar la salud de nuestro pueblo”.

En el mismo acto, a través de una video llamada Nicolás Maduro dio instrucciones tanto a los cuerpos policiales como a la fuerza armadas para encontrar a los ciudadanos que retornaron a Venezuela por los pasos ilegales.

“Vamos por los trocheros, a ubicarlos para cortar las cadenas de transmisión de la enfermedad que algunos pudieran traer”, sentenció.

Lea también: Alza de coronavirus en Brasil ya no es exponencial, alcanzó una meseta: OMS

En redes sociales se ha hecho viral un mensaje contentivo de un correo electrónico para que la población denuncie a estas personas, incluso difundido por instituciones públicas, lo que para muchos constituye una persecución y la oficialización del "sapeo", como consideraron desde el Parlamento, de mayoría opositora.