000_Nic6369446.jpg
12 Sep 2016 09:01 AM

Estados Unidos habría dejado miles de armas en Irak

La
Fm

Una investigación publicada en The New York Times dio a conocer algunas de las cifras del armamento que el gobierno norteamericano habría dejado atrás luego de su invasión a Irak y Afganistán.

La ocupación de Estados Unidos a Irak y Afganistán requirió la movilización de cientos de recursos y personas a dichas zonas entre el 2001 y el 2014, hasta que el presidente Barack Obama decidió que sus tropas debían abandonar el país. Entre esos años fueron cientos de miles las armas que entraron al Medio Oriente de la mano del gobierno norteamericano, sin embargo, el control que este habría ejercido sobre las mismas no habría sido muy estricto.

Así lo descubrió Iain Overton, un experiodista de la BBC que dirige Action on Armed Violence, una organización que investiga y hace presión política contra la proliferación de armas y su uso contra civiles. En su investigación Overton descubrió que el Pentágono ha entregado 1'450.000 armas de diferente tipo a las fuerzas de seguridad de dichos países.

El problema es que, debido a que gran parte de este arsenal fue entregado a milicias, el control que se realizó sobre las armas fue casi nulo, tanto que no se sabe con exactitud cuántas armas suministradas por Estados Unidos se encuentran aún en esta zona ni qué uso se les está dando. Lo que sí se sabe es que algunas armas han llegado al mercado negro.

Fusiles AK-47 de la época de la Guerra Fría, M16 y M4, ametralladoras rusas y occidentales, fusiles para francotiradores, y pistolas de distinto origen y calibre entre otros fusiles, pistolas y ametralladoras harían parte de los cargamentos que los norteamericanos entregaban a diestra y siniestra.

“La velocidad fue algo esencial a la hora de equipar y entrenar a sus fuerzas armadas para que afrontaran retos tan complicados y como resultado hubo problemas en la contabilidad de la entrega de parte de las armas”, aseguró Mark Wright, portavoz del Pentágono al diario estadounidense.