El Estado Islámico
El Estado Islámico estaría detrás de miles de crímenes
AFP
3 Nov 2019 10:45 AM

Estado Islámico se atribuye un primer gran ataque en Mali, tras muerte de su líder

El líder del EI Abu Bakar al Bagdadi murió en Siria.
Sindy Valbuena Larrota
Sindy
Valbuena Larrota
@Sindyvalbuena

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) reivindicó a través de sus canales habituales el ataque perpetrado el sábado contra un cuartel militar en el este de Mali, en el que se registraron 54 muertos, según cifras oficiales, aunque los yihadistas aseguran haber causado más de 70 bajas.

El EI, cuyo líder Abu Bakar al Bagdadi murió la semana pasada en Siria en una operación de las fuerzas especiales de Estados Unidos, colgó su reivindicación en su "agencia de noticias" Amaq y en la red Telegram, en las que precisó que fue "un gran ataque" que dejó "más de 70 muertos y decenas de heridos" entre los soldados malienses.

Asimismo, aseguró que sus combatientes destruyeron varios tanques y vehículos militares de la base de Indelimane y que, tras ocupar durante horas el cuartel, se retiraron sin sufrir aparentemente bajas, lo que coincide con la versión del Gobierno maliense.

Además: Diplomáticos de Maduro fueron expulsados de El Salvador

Aunque no ofrecen otros detalles, algo que el EI no suele hacer en sus reivindicaciones, el estilo del comunicado y el uso de sus canales habituales lleva a pensar en la autenticidad del documento.

De ser así, se trataría del primer gran atentado del EI tras la pérdida de su "emir" Al Bagdadi, aunque Amaq no haga la menor alusión a su difunto líder.

Por tanto, se trata de la primera operación de envergadura del EI en Mali, un territorio donde la principal organización yihadista con presencia y actividad era, al menos hasta ahora, Al Qaeda y sus distintas variantes locales aliadas.

Al Qaeda

Estados Unidos alertó de una posible vuelta de Al Qaeda a "la vanguardia del movimiento yihadista global", después de que el grupo terrorista Estado Islámico (EI) se haya visto "progresivamente relegado al uso de tácticas clandestinas" a medida que su "autoproclamado califato físico se acercaba al colapso".

Así lo ha indicado el Departamento de Estado en su informe anual sobre terrorismo internacional correspondiente a 2018, donde señala que "Al Qaeda y sus afiliados regionales permanecen resilientes y suponen una amenaza perdurable" para Estados Unidos y sus aliados.

Le puede interesar: Fragmentos de petróleo llegan a santuario de ballenas en Brasil

"Dados los reveses del EI, Al Qaeda busca restablecerse como la vanguardia del movimiento yihadista global", pese a los esfuerzos desarrollados contra esta organización desde los atentados del 11S.

En ese sentido, el informe apunta que la red de Al Qaeda continúa expandiendo sus filas y sigue planeando y llevando a cabo ataques, además de seguir financiándose.

El Gobierno estadounidense destacó que Al Qaeda ha aprovechado en 2018 "el foco global sobre el Estado Islámico para silenciosamente reconstituir sus capacidades" aprovechando climas frágiles en materia política y seguridad, "particularmente en Egipto, Libia, Siria y el Yemen".

En cuanto al EI, el Departamento de Estado subrayó que EE.UU. y sus aliados han recuperado "casi todo el territorio" en Irak y Siria previamente bajo control de esta organización terrorista, liberando así "11.000 kilómetros cuadrados y en torno a 7,7 millones de hombres, mujeres y niños".