bombasegundaguerra.jpg
La bomba de la Segunda Guerra Mundial hallada en Berlín / AFP
20 Abr 2018 07:46 AM

En Berlín fueron evacuadas 10.000 personas por hallazgo de bomba de la II Guerra Mundial

El artefacto fue localizado en Heidestrasse, cerca de la cual hay museos, las sedes de los Ministerios de Economía y de Transportes y la clínica universitaria Charité.

El equipo de artificieros de la policía de Berlín desactivó una bomba de la II Guerra Mundial localizada en el céntrico barrio berlinés de Mitte, una operación que obligó a evacuar parte de la zona, incluida la estación central de tren, y a suspender temporalmente el tráfico ferroviario.

Las autoridades de la ciudad diseñaron un perímetro de seguridad con un radio de 800 metros y a primera hora de la mañana comenzó la evacuación de los cerca de 10.000 vecinos afectados. "Vamos puerta por puerta y pedimos a los residentes que se trasladen fuera de la zona acordonada, algo a lo que accede la mayoría", explicó a Efe la portavoz de la policía Konstanz Dassler, que señaló que, aunque la situación genera "nervios", el operativo siempre se desarrolla "con total normalidad y tranquilidad".

A las 10.00 horas (8.00 GMT) los trenes dejaron de hacer parada en la estación central, por la que a diario pasan más de 300.000 viajeros, y hora y media después, cuando los artificieros empezaron su trabajo, se suspendieron todas las líneas. El artefacto, de 500 kilos, fue localizado a mediados de semana en una zona de obras de la calle Heidestrasse, cerca de la cual se encuentran varios museos, las sedes de los Ministerios de Economía y de Transportes y la clínica universitaria Charité, que también se vieron afectados en parte por la evacuación.

Consulte aquí: Tensión en Alemania por festival en recuerdo a Adolf Hitler

En un mensaje publicado a las 13.19 horas (11.19 GMT) en su cuenta de Twitter, la policía de Berlín informó de la desactivación del artefacto y su "explosión controlada", que produjo "un rápido estallido". A lo largo de toda la mañana la policía berlinesa hizo uso de las redes sociales para informar con regularidad del desarrollo del operativo, de acuerdo con un protocolo adoptado en anteriores ocasiones ante avisos de paquetes bomba o atentados terroristas.

Según explicó Dassler, "la bomba se encontraba enterrada a mucha profundidad" y, aunque los especialistas la catalogaron como "no peligrosa", fue preciso proceder a desactivarla. En consonancia con las medidas de evacuación y acordonamiento, la empresa de ferrocarriles alemana Deutsche Bahn (DB) organizó un dispositivo para informar y desviar a los pasajeros afectados por el incidente a otras estaciones, con el fin de paliar los efectos sobre el tráfico ferroviario.

La bomba forma parte de uno de los más de 3.000 artefactos de la II Guerra Mundial que se estima que todavía hoy siguen enterrados bajo el suelo de Berlín, según datos de 2017 recogidos por la administración de la ciudad-estado. Tras la II Guerra Mundial, los aliados entregaron miles de imágenes de zonas que fueron bombardeadas, lo que facilitó la localización de artefactos, como granadas o proyectiles, aunque muchos aún siguen enterrados sin ser detonados.

La búsqueda de posibles artefactos forma parte del protocolo habitual en la fase inicial de obras de cualquier edificio y las constructoras suelen dirigirse a las autoridades para que evalúen el riesgo de que haya en la zona bombas enterradas.

Los expertos calculan que entre el 10 % y el 30 % de las bombas que fueron lanzadas sobre Alemania durante la Segunda Guerra Mundial no explotaron y son usuales los operativos para desactivarlas, como el registrado hoy en Berlín.

"No es la primera vez que vivimos algo así", señaló a Efe una de las trabajadoras de la estación, que recordó los numerosos artefactos encontradas en Oranienburg, localidad al norte de Berlín que fue especialmente castigada por los bombardeos aliados en la guerra.

La mayor evacuación después de la II Guerra Mundial tuvo lugar en 2016 en la ciudad de Augsburgo, cuando 54.000 personas se vieron obligadas a abandonar sus casas para desactivar una bomba británica.

Con información de EFE