El escritor peruano Mario Vargas Llosa.
El escritor peruano Mario Vargas Llosa.
Colprensa
7 Nov 2018 10:51 AM

Duro golpe a Mario Vargas Llosa por parte de la agencia tributaria española

La entidad le reclama al Nobel más de 2,1 millones de euros.
Germán
Germán
Espejo
@gerespejo

La Agencia Estatal de la Administración Tributaria española reclama 2,1 millones de euros (1,8 millones de dólares) a Mario Vargas Llosa, una deuda con la que el escritor no está de acuerdo, por lo que ha decidido mantenerla suspendida para que no entre en fase ejecutiva, informó la web Vanitatis.

Una maniobra realizada por consejo de sus abogados y que le ha obligado a pedir una hipoteca privada y a presentar las escrituras de la casa que posee en el centro de Madrid como aval por la cantidad que le reclama Hacienda, según la citada web.

(Lea también: Catalina Cruz asegura que solo quiere "luchar por los inmigrantes")

La casa en cuestión, que Vargas Llosa se quedó tras su separación de Patricia Llosa, no está sin embargo a nombre del nobel, sino de una sociedad holandesa de la que es el accionista mayoritario.

Según la web, Vargas Llosa recibió la notificación de Hacienda hace unas semanas.

Una noticia que llega poco después de que Vargas Llosa y su actual pareja, Isabel Preysler, hicieran público que todos los papeles del divorcio del escritor ya están en regla, por lo que podrían casarse en cualquier momento.

De hacerlo, sería el tercer matrimonio para el escritor hispano peruano -tras los de Julia Urquidi y Patricia Llosa- y el cuarto para Preysler -que se casó con Julio Iglesias, Carlos Falcó y Miguel Boyer.

La defensa de Vargas Llosa

Mario Vargas Llosa asegura que "ha informado en todo momento a las autoridades tributarias españolas de su residencia, sus rentas y su patrimonio" y ha cumplimentando "las declaraciones tributarias establecidas en la normativa vigente".

Un comunicado del equipo jurídico-tributario del escritor afirma que la información aparecida hoy en la web Vanitatis se refiere "a una duda interpretativa acerca de la residencia fiscal de los años 2011 a 2014, años en los que no residía en España".

Según Vanitatis, la Agencia Estatal de la Administración Tributaria española reclama 2,1 millones de euros a Vargas Llosa. La web precisaba que el escritor no está de acuerdo con la deuda por lo que había decidido mantenerla suspendida para que no entrara en fase ejecutiva.

El equipo jurídico-tributario del escritor hispano peruano precisa que fue el propio Vargas Llosa el que planteó una consulta, por escrito, a la Administración tributaria española, sobre su situación personal debido a la "incertidumbre que planteaba la normativa española" relativa a la residencia.

Ahora que el premio Nobel ha trasladado su domicilio a España. esta cuestión ya no se plantea, dice la nota.

Además, el comunicado precisa que "las actuaciones de la Administración tributaria han concluido que el señor Vargas Llosa no ha cometido ningún delito fiscal".

"Como en todas las actuaciones administrativas, dicha conclusión ha sido ratificada por un órgano colegiado de la Delegación de Hacienda, del que forman parte funcionarios de carrera del cuerpo de la Inspección Financiera y Tributaria", agrega.

Fuente
EFE - Madrid